lunes, 1 de junio de 2009

MI CALMA TENSA

"Jugar al fútbol con un equipo que defiende es como intentar hacer el amor con un árbol"

Jorge Valdano( sí, es repetida, pero es perfecta para este post)

Todo toca a su fín. El viernes hice el terrorífico examen de Medicina Legal... como intentar hacerle el amor a un árbol. Me parece incomprensible y antipedagógica esta bulimia académica. Este atracón de datos, muchos fundamentales y la gran mayoría mero adorno vacío de finalidad, acaba contigo. Dejas de ser tú mismo, te conviertes en un trapo en manos de una infame montaña de apuntes que parece mirarte con una sádica sonrisa cuando comienzas a derrumbarte. Empiezas a perder la confianza, a hundirte en un mar de demonios que te agarran y hunden hasta lo más profundo de tu ser, donde se esconden todos tus temores y más terribles fantasmas. El miedo lleva al odio, el odio a la ira y la ira al lado oscuro. Solo que en este caso no posees un poder descomunal que te ayude a sobrellevar esa sensación de deriva. Te sientes solo perdido en el mar como el aguerrido viejo de Heminway, con una diferencia, tú no eres aguerrido, eres un niño de siete años que se enfrenta con su espada de palo a todos los monstruos que le hacen estremecerse por las noches.

Tú que nunca has temido al fracaso, que sabes eso de que "ganar es también perder, perder es a veces caer para volver a recuperar el son"( Loquillo, Corre Rocker Corre), dejas de creértelo y empiezas a sentirte un fraude. La fatiga te supera, eres incapaz de repasar la mañana del examen aun conociendo tus carencias te ves incapaz de suplirlas. Por un segundo crees que todo está perdido, que no hay esperanza, pero de repente ves la luz, ves que te has visto en otras situaciones similares, no tan graves, no tan peligrosas, pero supiste sobreponerte a ellas, sacaste toda tu capacidad a relucir para salir victorioso. Te vienes arriba, empiezas a agarrar tu espada de madera con más fuerza, "será de madera, pero es mi espada" piensas. Sales a la calle, el sol te da una bofetada, ese sol que llevas días, semanas sin sentir. Crees que si al Barça le vale, a tí también te puede valer esa canción sobre un rey esperando a ser destronado, empiezas a querer ser uno de esos revolucionarios que esperan su cabeza en bandeja de plata, sabes por qué San Pedro no dirá su nombre. Los compases de cuerda frotada ayudan a que te vengas arriba, estás volviendo a ser tú mismo...



Los demás abarrotan el pasillo cargados de nervios y miedo, como tú, pero el miedo se vive mejor en compañía. Nombran tu nombre, entras, te sientas, capeas la calma que va antes de la tormenta, te llega un taco infernal de folios grapados "Pueden empezar", le das la vuelta y...te llevas la primera decepción. El examen es dolorosamente difícil, mucho más allá de lo que cualquiera hubiese previsto. Vas defendiéndote como buenamente puedes de los lances de cada pregunta. El examen acaba y cuando miras tu reloj han pasado tres horas y tu cuerpo ya no puede más. Sales del examen, enfadado, contigo mismo por tu propia necedad y torpeza, con los examinadores por su ansia de sangre, con tu carrera, con los tribunales de instrucción y con un destino cruel. La mayoría celebra con vítores el final de la carrera mientras tú tratas de levantarte del barro y seguir adelante. No te sientes vencedor, ni crees que la guerra haya terminado, todavía esperas que el ejército rival firme su rendición. Empiezas a pensar que te has empleado a fondo, que te has vaciado como Irlanda remontando a Inglaterra para que no se mancillase Croke Park. Crees en tus posibilidades, pero temes que no hayan sido valoradas. El miedo se ha transformado en incertidumbre y el derrotismo en una calma tensa que te acompañará hasta que veas arder a tus fantasmas definitivamente.

Estaba mal, no tenía fuerzas para ir a una cena de "despedida", llena de gente henchida de orgullo porque creen que ya se acabó todo. Así que me escapé con B al concierto de Aaron Thomas. Grandioso, gana en directo todo lo que pueda ganar, una voz apabullante y canciones profundas de una factura prodigiosa, todo tan sencillo como una guitarra, una batería, un contrabajo y una corista. Consigan "Follow the Elephants" porque merece la pena.

Así fue todo, aún espero esa nota, la espero con ansias y ansiedad, como ninguna otra de la carrera. Me he dejado la piel con esta asignatura, he dado todo de mí, aunque la estructura de la asignatura y sus métodos de evaluación no me han permitido dar lo mejor de mí. Y ahora me encuentro más viejo y más cansado, por las despedidas en forma de "hasta el lunes 8", el día del examen de rotatorio, el día en que nos despediremos de esta carrera( si todo va como tiene que ir), y de seis años increíbles. Más viejo y más cansado por un fin de semana de intentar aplacar la ansiedad a base de risas y alcohol. Más viejo y más cansado porque a la vuelta de la esquina están esperando más monstruos.


PD: Esta semana haré la celebración del segundo aniversario, y habrá alguna sorpresa relevante para el futuro del blog. Dejad vuestras preguntas en comentarios.

7 comentarios:

Alice Springs dijo...

Las despedidas pueden tener dientes mucho más afilados que las de cualquier examen... Aunque sepas que las ausencias no son para siempre, son un monstruo al que pocas espadas, sean de madera o de acero toledano, pueden asesinar.
Mis preguntas son:
1) ¿Por qué en el O'Hara no tienen Franziskaner?
2) ¿Por qué la "guinda" va en un vaso de chupito tamaño "jumbo"?
3) ¿Al año que viene volveremos a jugar al Party?
4) ¿Qué es un mejillón? ¿Carne o pescado? (mira que te he dado tiempo para pensarlo, ehhhh)
Besicos de limón
P.D.: Suerte, fuerza, ánimo y... alcohol.
P.D.2.: "Alomojó" se me ocurren más con los días.

Neus dijo...

Esperemos que fuera bien :)


Adoro esta frase: "será de madera, pero es mi espada" piensas.
Por luchar con lo que tenemos, con todas las armas a nuestro alcance.


Ánimo :)

Nebulina dijo...

Esa bestia que es Legal...pero al menos ya pasó.
A ver si se me ocurren más preguntas que als que tengo en mente y te las suelto todas juntas.
Un besazo!

hamlet dijo...

Yo me siento igual, pero en tercero... está siendo un puto infierno... tengo al menos un examen por semana hasta julio, y dos semanas con ¡tres exámenes! Además tengo que ir al final de Putología y Micromierdalogía... Pfff... yo también estoy luchando contra mis demonios... y tampoco voy a la cena de tercero...
Vamos, que te entiendo perfectamente... al menos tú estás a un pasito... mucha suerte con esa nota, seguro que lo apruebas.
Un abrazo, Vitote.

W. dijo...

Uoooo. Incluso con el examen ese de rotatorio, termina ud dos dias antes que yo (mal de muchos...consuelo al fin y al cabo). El caso, que animate, que seguro que la Legal ya no forma parte de ti (fijate que cosas que yo entre en la carrera queriendo hacer medicina legal...:) )

Descansa, toma aire, Aaron Thomas es muy grande (ostras, ahi si que me has dao envidia, que está uno sensible a estas horas).

Irá bien. Te lo prometo.


Estoy pensando preguntas...pero esq todas se responden tipo test y no mola. Dame unos días :) Ya han pasado dos años desde aquel: yo creo que deberia hacerme un blog pero estoy de examenes y a los dos días te hiciste este. :)

Grande Vitote, grande.
Ale, a dormir.

Nebulina dijo...

-¿Nunca has tenido ganas de entrar con un bazoka a clase y terminar con la mitad de los individuos al más puro instituto americano?
-¿Qué especialidad..mm no, esta no era xDDD
-¿Que le auguras al Atleti para la Champions?
-Después de 6 años de carrera...¿qué dirías que ha sido lo mejor? ¿Y lo peor?
-Si hubieses nacido unos años después y te tocasen estos tiempos locos de notas de corte imposibles...¿Qué otra carrera elegirías?

Ale, si se me ocurren más ya te doy la lata ;)
Un besazo!!

El 6 de Fonsa dijo...

Espero que pese a todo, consiguieras de ese árbol que es la Legal un buen orgasmo

Un abrazo desde
http://memoriasdeunmir.blogspot.com/