sábado, 24 de mayo de 2008

MI SOMBRERO, MI LÁTIGO Y MI CHUPA DE CUERO



Tremendo, hacía que no me divertía tanto en un cine mucho tiempo. Soy fan de Indy desde que era un criajo y me ataba una cuerda de los sacos al cinturón a modo de látigo. Además de aquel sombrero de sheriff que imitaba al de fieltro del bueno de Indy. Siempre llevaba un papel arrugado en el que había dibujado algún mapa que seguiría para resolver el misterio que me había inventado. Peleaba con nazis imaginarios y no tenía amante imaginaria porque a esas edades los besos son cursilerías de niñas. DEspués heredé de mi padre la chupa de cuero marrón, la "chupa de los conciertos", esa mítica chupa de cuero que llevaba siempre en el insti y que me robaron una noche en el "Daniel´s", yo creo que con esa chupa me robaron el amor propio... pero tranquis, me he comprado kilos en el kiosco.

El jueves salí cansado de la clase de por la tarde, pero aunque estuviese cansado, ni la montaña de apuntes de "Digestivo" y "Pediatría" que me amenazan desde la estantería, no podía eludir mi cita con mi infancia. Me fui al cine con mi prima postiza( la novia de mi primo de francia que está aquí de Erasmus) a ver al bueno de Indy. Me esperaba un bodrio doloroso de esos que Holywood acostumbra a hacer en los últimos tiempos. Y me topé con una gran película de aventuras, con humor y con peleas de esas a la antigua usanza, a puño desnudo, como Clint Eastwood en "Duro de pelar". Me gusta cómo han respetado el mal genio del Dr Jones y el personaje de Mutt, del que me esperaba que fuese un pegostro pero superó mis bajas expectativas con creces. Lucas sigue sabiendo hacer decorados sin necesidad de digitalizar nada y Spielberg demuestra que cuando no hace política hace un cine de aventuras genial( "Los Goonies", "Parque Jurásico"...). Cine bastante olvidado en nuestros días, salvo leves intentos como "La Búsqueda" del caracartón de Nicolas Cage, cine que echo de menos mucho porque es con el que crecí, y creo que con el que crecisteis buena parte de vosotros. Porque como dice Tote King en el "Uno contra 20 MC´s", "¿Qué tiene "El señor de los anillos" que no tenga "Willow"?". Me reí y disfruté de grandes momentos a la altura de las otras tres de la saga, incluso me emocioné cuando ví que mantenían la línea roja sobre el mapa cuando Indy viaja. Y Cate Blanchett...esa mujer es una debilidad para este pobre hombre, y haciendo de mala...más.

Por otra parte, ya ha empezado el encierro. Hemos terminado "Digestivo" y ya no tenemos que ir a clase a las 8 de la mañana, lo que nos amputa la hora del café que tantos buenos momentos nos daba, pero nos regala la comodidad de estudiar en casa en pijama y de estudiar por la noche sin calcular cuando parar para dormir al menos 5 horas. Ya estoy preparando el examen de "Psiquiatría", que es el que abre la puerta al principio del fin. El lunes entregaré todas mis memorias de prácticas, y mañana "Venía a prácticas..." cumple un añito, sigue abierta la ronda de preguntas para responder el día del aniversario, trataré de preparar algo interesante.

3 comentarios:

Alize dijo...

Mi madre y yo somos también fans de Indy (por extensión, de Harrison Ford, ese actorazo con cara de tipo duro); hasta mi padre se parece bastante a él.
También me gustó la película, me movía nerviosa en el asiento antes de que empezara. ¿Fuiste al Van Dyck? Te podría haber visto y todo :P
Lo único es que me parece que al final degenera, con el resultado:

Indy: ¿Han ido al espacio?
W.Hurt: No... A otra dimensión.
S.LaBeouf: No lo entiendo.
Yo: Yo tampoco.

Pero la verdad es que me reí muchísimo, sobre todo con los guiños a películas anteriores, todo un ragalo para los fanáticos.
Besicos de limón

Alize dijo...

Regalo, no ragalo :P

Inma dijo...

Las peliculas de Indiana hacen la vida mucho mejor ¿Q mas se puede pedir?