miércoles, 29 de agosto de 2007

MI ENTRESACA

Es difícil decidirse por algún tema dentro de lo ocurrido estos días. Salamanca, más noches de tranki, las cogorzas de Jv...Además P y J me dijeron en Salamanca el otro día que soy demasiado explícito y que se puede volver contra mí. Así que me voy a poner en plan reivindicativo y a zumbar estopa a todos los lados.
La ecología es un tema rodeado de hipócritas y necios, así como suena. A un lado los empresarios, sólo piensan en billetes y cemento, por otro los ecologistas con su "No mires no respires no haaabless"(versión del tema de Pocahontas). Para explicar esta opinión y que "me si intenda bien" voy a poner dos ejemplos. ¿Alguna vez habéis oído hablar del pantano de Irueña?, el pantano de Irueña se enclava en el Águeda, un par de kilómetros más allá de Tromborríos, donde se unen Águeda y Olleros. Obra faraónica, gigantesco pantano a fín de mitigar las crecidas del Águeda en Ciudad Rodrigo. Para controlar esas dos crecidas anuales que sólo afectan al Arrabal del puente, donde la población es preferentemente de etnia gitana y grupos marginales, se ha construído una presa de dimensiones gigantescas que inundará la ribera del Águeda y del Olleros destruyendo tramos únicos del río en los que se puede ver la clara transición de norte y sur que se da en mi pueblo. Aliseras se mezclan con corros de abedules que nadie sabe quién los colocó allí, castaños y robles centenarios. Un ecosistema irrecuperable. El movimiento ecologista protestó y protestó contra su construcción en la década de los noventa pero no puso alternativas sobre la mesa, sólo denunciaba y denunciaba mientras nadie encontraba alternativas y la altura del pantano crecía sin remedio. Para ellos la única alternativa era NO al pantano, la minihidráulica o la recuperación de las antiguas pesqueras del Olleros y del Águeda utilizadas para los molinos, construir una única presa en el Águeda...tantas y tantas que nadie se atrevió. Sólo confrontación entre cemento y verdes. Y me pregunto ¿creeis que el arrabal le interesa a los políticos?¿que hacen esa obra desmesurada por cuatro familias desfavorecidas porque les compensa más gastarse millones y millones de € en un pantano que dos perras en un realojo?creo que hay intereses más allá de controlar cuatro crecidas...¿llegará el día en que veamos campos de golf y viviendas de superlujo en la bella ribera del Águeda?. Al menos el hallazgo arqueológico de las ruinas de Irueña( ciudad medieval de la que algún día os contaré algo) ha ayudado a la Audiencia Nacional a impedir que el pantano se llene más allá de un 50% de su capacidad, con lo que se conservará la mayor parte de la parte robleana aunque el tramo de Fuenteguinaldo quedará bajo las aguas como una Atlántida en la que de pequeño aprendí a pescar.


Al otro lado están los pinares. M padre y yo hemos pasado varias mañanas viendo nuestros pinares, cómo han quedado del invierno, cómo ha avanzado el matorral y hemos decidido que hay que cortar y entresacar. Diréis "aquí el hipócrita eres tú que dices que no hay que cortar por un lado y por otro cortas para sacar dinero". En parte no os faltaría razón, ¿por qué defender a unos árboles y cortar otros?parece estúpido. El pino de repoblación es un árbol que crece casi en cualquier lado y con facilidad, no pide pan, y crece mucho a lo alto en pocos años. El tener mucha altura y poca base lo convierte en un árbol vulnerable para el viento, el agua y la nieve, que los derriba con relativa facilidad. Entrar en los pinares después de un invierno duro es triste, pinos caídos y otros "emburrados"( cuando se desprenden del suelo arrancados por el viento y se quedan apoyados sobre otros y no caen del todo), es triste, además el matorral devora el pinar que va quedando cubierto de escobas y zarzales. ¿Por qué no sacar esos pinos y dejar crecer a los otros? el problema es el fuego, pinares con pinos gordos y altos son muy golosos para los "pirómanos", sí, entre comillas, porque no son enfermos, incendian para comprar la madera a precio de regaliz destruyendo algo más importante que los pinos en sí, el suelo. El suelo arrasado por las llamas es incapaz de regenerar el monte al menos en unos cuarenta o cincuenta años. La entresaca y la limpieza de pinares es una herramienta muy útil para conservar el monte, parece paradógico cortar para mantener el ecosistema pero es así. Hace setenta años se quemó el monte público y ha tardado ese mismo tiempo en que vuelvan a nacer pinucos pequeños de unos dos metros de altura, los principales sospechosos una famosa( por estas tierras) empresa maderera que se enriqueció con la corta de la madera quemada. Ahora existe una ley en Castilla y León que impide la posibilidad de que ninguna empresa toque un monte quemado para cortar, pero después es la propia Junta quien concede las cortas a quien quiere, todo huele a billetes de 500€ y el medio ambiente es un negocio.


El compromiso con el medio ambiente va mas allá de dos consignas en un cartel o en un programa electoral, hacen falta ideas claras y educación a la sociedad sobre la importancia de nuestros montes y la necesidad de una explotación sostenible de los mismos a fín de su conservación porque si no España se transformará en un desierto o en una cerilla como los últimos días en Grecia. Me gustaría que esta entrada sirviese para abir un pequeño debate sobre estos asuntos que a mí al menos me parecen fundamentales.


Por último quiero dar mi pésame a los familiares, amigos y compañeros de Antonio Puerta, jugador del Sevilla CF fallecido ayer, ningún padre debería enterrar a sus hijos, ninguna afición debería llorar por sus defensas.

"NADIE TOCABA LAS PALMAS EN EL VESTUARIO COMO ÉL"

Aitor Ocio, ex-compañero

2 comentarios:

W. dijo...

En el fondo políticos y ecologistas no son tan diferentes. Ambos dicen "luchar" por causas que en teoría merecen la pena pero en el fondo no luchan. El caso es que por una cosa o por otra al final no se llega a una solución adecuada. La Historia será cubierta de agua y a nadie le importará, es más de aquí a unos años no será ni una vago recuerdo. Me asusta y jode a la par la indiferencia de la gente que hasta ve bien que costruyan un hotelazo de cinco estrellas en primera linea de playa y una urbanizacion de lujo justo detrás en pleno parque natural (Cabo de Gata) justificandose con lo bien que vendrá a la gente del pueblo. No sé que coño le vamos a dejar a nuestros hijos. Una pena, para echarse a llorar y no parar.

Y sobre Puerta, pues ya ves, se empaña la mirada de pensarlo. Ningun padre debería sobrevivirle a un hijo (22 años...mi edad). Hoy he dicho que si no hubiese sido deportista de elite habría vivido más años y casi me matan, pero bueno, cada cual en su camino...

J de student dijo...

Los ecolojetas, el ladrillazo, el gafapastismo, el hippie-progrismo, los ultra-cualkiercosa... todas esas cosas que llenan nuestra sociedad y que muchas veces nos devoran aunke no lo keramos. Hay kien dice ke la politica es una actividad necesaria, quizas. Ke las cosas se pueden hacer mejor, siempre! Pero es tan difícil cuando hay tantos intereses creados. Por eso hay ke aportar ideas, seguir luchando y no dejar que nos contaminen los pensamientos.

Efectivamente pocas cosas son mas tristes ke un padre sobreviva al hijo.