lunes, 4 de febrero de 2008

MI GORRA DE LOS LAKERS

Hoy he hecho el examen de rayos, y mañana tengo examen de urgencias, así que como que no tengo ganas de saber nada de la medicina, id a un curandero o a un chamán, que seguro que os cogen el aura y os la dejan como los chorros del oro. Tampoco quiero ponerme metafísico ni trascendental. No voy a hablar de rugby porque llevo dos jornadas sin jugar y tres derrotas seguidas ( malditos exámenes) y el horno no está para bollos. No voy a hablaros de política ni de nada parecido. Tampoco del Atleti porque sería hablar de árbitros y de injusticias y eso no es bueno para una tarde postpreexamen. No voy a hablaros de poesía ni de música ni me voy a poner pesado con esa canción que se me ocurrió escribir hace algunos días y que soy incapaz de sacarme de la cabeza. Voy a hablar de basket y de la grandísima noticia que se dió este fin de semana, que parece escrita por la máquina que me regaló Mj por navidades.

De pequeño era por Magic, después fuí por Kobe hasta que llegó Shaq y Kobe empezó a violar a recepcionistas de hotel. Y lo reconozco, soy un chaquetero "nbaístico", cada año me pongo del lado de una franquicia. El año pasado eran Golden State porque esa imagen de Oakland llena de camisetas amarillas con el "WE BELIEVE" hacía temblar la glándula de la euforia( como dice el anuncio de la ACB) y por esos mates de Jason Richardson y por el "catacrack"Baron Davis. También por el lamentable estado de mis pobres Sixers sin Dios, digo sin Iverson. Este año estaba del lado de mis maltratados Sixers y de los renovadísimos Celtics de Boston. Además de llevar en el corazoncito a los equipos de los españoles claro está. Hacía mucho tiempo que no coreaba a los de púrpura y oro, yo creo que casi desde que juegan en el Staples Center.
Creo que Worthy todavía llevaba aquellas gafas tan molonas. Pero resulta que a ese niño caprichoso de 81 puntos en un partido llamado Kobe Bryant se le antojó que el equipo fichase a nuestro Pau, al ala-pívot más completo del campeonato después del todopoderoso Tim Duncan. Y uno, que tiene su corazoncito, se acuerda de aquella gorra que tenía cuando tenía nueve años, aquella gorra púrpura de los Lakers que se agarraba a mi cabeza todo el día durante el campamento de verano o durante las carreras de chapas, y se quedaba allí todo el día aplastándome los rizos. Me acuerdo de cuando heredé de mi hermano su camiseta de algodón en la que ponía Lakers, con la que me pasaba la tarde tirando a canasta sin que ningún otro chavalillo del pueblo jugase conmigo "a eso del aro que es un coñazo, que ni puedes correr con el balon agarrao ni ná". Me acuerdo de mi hermano de mal humor cuando "retiraron" a Magic Johnson( la jugarreta más fea de la historia del deporte y parece que nunca haya pasado, lábiles memorias). Pero basta ya de recordar, porque este año no estaba enganchado como otros al balón naranja, sin alicientes, con esos Celtics abrumadores, con Nash en horas bajas, y los entrenadores olvidándose de Calderón para el All-Star( le parece raro hasta a los expertos en USA, no es ombliguismo), pues como que prefería dormir en vez de quedarme pegado al TvAnts. La llegada de Pau me devuelve el interés por el mayor espectáculo del mundo. Sí, el baloncesto me parece el deporte más espectacular y divertido del mundo, el que más se disfruta viéndolo y personalmente el que más me divierte practicar, lo del rugby es pasión, que no tiene que ver con la diversión( porque a veces la pasión hiere). Ahora los Lakers sí que tienen un equipo fuerte, Pau aporta lo que no tiene Odom bajo el aro, que es la inteligencia. La capacidad para dar colchón al genio de Bryant e ideas claras a Fisher. Puede que este año sea muy difícil ( con esos Celtics y sin olvidarnos de Miami o Cleveland) ganar el anillo, pero una Final de Conferencia, no se la quita nadie a estos Lakers si saben administrarse bien y cuidar de un Pau que estaba perdiendo la ilusión y la paciencia en Tenesee. Mañana toca estudiar Geriatría, pero por la noche nadie me quitará el placer de ver uno de mis sueños de niño cumplidos en un español, jugar con el equipo de Earvin "Magic" Johnson( aunque sin él), aunque tenga que dormir dos horas, me da igual, todo sea por el deporte.


PD: Los enlaces son vídeos y están bien seleccionados, no a lo tonto y a lo bobo, se los recomiendo a todos para que este post esté un poquito más vivo.

6 comentarios:

Princesa dijo...

Vitote, ante todo gracias por visitar mi blog... siempre se agradece la visita de alguien más. Mi ánimo va para arriba, tiene que ser así...

Y tú, ánimo con los éxamenes, que supongo que por las fechas en las que estamos, te van quedando menos. Y eso, aunque tengas que dar los últimos atracones a estudiar... disfruta del partido de los Lakers. Te lo mereces.

Un beso

Mariano Zurdo dijo...

Vitote, ¡qué alegría conocer a otro friki de la NBA! Pensé que era el único.
Como soy algo más mayor que tú, grrrrr, pues me tragué mucha NBA en la época de Ramón Trecet. Yo también he sido muy chaquetero. Como yo jugaba de base, siempre me fijé en ellos. Magic, el más grande, Isiah Thomas, un genio, Byron Scott y Dennis Johnson, la sobriedad, Nash, Parker, Vinnie Johnson, etc. etc. Y Calderón. Siempre Calderón.
Y ahora soy Laker por los cuatro costados. Ahora Pau sí que va a disfrutar como un enano (menuda paradoja).
Besitos/azos.

Vitote dijo...

Mariano, Isiah oh Isiah Thomas, un grande, pero nunca te olvides de "Ordenadores" Joe Stockton( soy de la época de Andrés Montes y Daimiel) con Malone, aquellos Jazz también eran para cambiar de chaqueta...

A cuidarse

Neus dijo...

Me has puesto la piel de gallina. No pq esté con los Lakers, que no lo he estado nunca, sino por la ilusión que le pones, por tu forma de expresarlo y pq seguir la NBA en plenos exámenes solo es posible si amas este deporte.


Yo también me confieso chaquetera... me he cambiado de Sixers a Nuggets, pero solo pq tienen a La Respuesta :P


Gran post :D

Alize dijo...

... A mí ya sabes que no me gusta el deporte en general; pero si comparo el entusiasmo de tu entrada con el que yo siento al oír un motor de F1... Lo entiendo muy bien.
En exámenes yo tambíen lo sigo.
¿Por qué por ser alta siempre me decían que tenía que haber jugado al baloncesto! ¡Leñe!
Besicos de limón

Domin dijo...

Yo de pequeño era de los Bulls (la estela de Jordan era muy larga...)
Reconozco que en nuestra infancia los Lakers tenían una plantilla mítica, pero para mítica esa gorra,jaja.
Qué cantidad de fotos, qué cantidad de momentos... qué cantidad de recuerdos.
Un abrazo