viernes, 1 de febrero de 2008

MIS COSAS EN SU SITIO

Primero gracias a todos los que me habéis mandado apoyo de una u otra forma. Pero yo ya sabía que era algo a lo que nadie me podía ayudar, algo que tenía que superar yo solito con mi mecanismo, reordenar mi cabeza, eliminar ideas estúpidas y tener otras flamantes nuevas ideas. Quizás era necesario un hundimiento así, para darme cuenta de que no estoy haciendo las cosas bien. Yo tengo un gran defecto( por encima de mis pequeños defectillos como hablar demasiado o hacer chistes de todo) que es la autoexigencia. Me exijo demasiado en todos los campos, no sólo en el profesional( que también) sino en todos, y eso no es bueno, porque lleva a la frustración y a estar siempre condicionado a ésta. Me cuesta mucho admitir todo aquello que me pudiese llevar a errores o a frustraciones a corto o a largo plazo. Pienso demasiado todo y lo replanteo una y otra vez desde diferentes enfoques, para que nada se quede sin medir o catalogar, sin que un solo factor escape a mi control. Eso me lleva a no hacer muchas veces cosas que el instinto me dice que haga. Y paradógicamente en los estudios, en los exámenes etc, me muevo básicamente por instinto, me lanzo de cabeza a hacer lo que yo creo y no a lo que tras una serie de complejas cavilaciones llego a pensar.

También, exijo demasiado a la gente que vive a mi alrededor, a mis amigos, a mi familia. Espero de todos ciertas cosas, quizás, de una forma exagerada, y cuando no se dan no se a quién culpar, si a mí, si a los demás. Cuando realmente no hay nadie que tenga la culpa de nada. Otras veces soy demasiado optimista con las cosas y cuando empiezo a ver que no son tan buenas como yo creía me hundo. De ahí la corriente de pensamiento pesimistooptimista, que se basa en esperar muy poco de las cosas, con la esperanza de que siempre se puedan mejorar. Pero para que mejoren se necesita tiempo, y a mí últimamente me ha entrado prisa por todo, por tener todo y hacer todo a la voz de ya.

Toda esta maraña de palabrejas de libro de autoayuda, sólo llevan a una conclusión que un viejo amigo me dijo un día respecto a mis relaciones con las mujeres y que se puede extrapolar al resto de mi vida "Vitote, deja de pensal tantu con la cabeza y piensa más con la polla, vai y dali un meneu"(vale es grosero pero esque D es así). Me refiero a que tengo que dejar de clasificar, catalogar y controlar todos los factores de mi vida personal, de dar un horario a los sentimientos, de hacer un algoritmo de todas mis decisiones. Me refiero a que me tengo que dejar llevar y actuar en lugar de pensar. Me refiero a que ya estoy bien y estoy preparado para lo que venga.

6 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Puritita gimnasia personal. Constante aprendizaje.
Y quererse y cuidarse uno a sí mismo.
Suerte maestro.
Besitos/azos.

Aradiah dijo...

no puedo culparte por ser pesimoptimista porque también pertenezco a ese grupo, tirando más para la parte negativa de la cuestión. Inconscientemente siempre espero algo por mínimo que sea que recompense mis esfuerzos y...a veces no se recibe nada de nada.

Nebulina dijo...

Llego tarde...pero bueno, al menos me alegro de que ya estés bien. En ese sentido soy como tú, al irte leyendo me iba dando cuenta de que coincidía cada frase. El problema es que no llego a saber como actuar en lugar de pensar y pensar.
Un besazo enorme!

Alize dijo...

Esta reflexoentrada me recuerda a mis cadenas de razonamientos, que de aclaratorios tienen poco, y en cambio mucho de paranoia.
En cuanto a tu filosofía pesimistoptimista; te diré que para mí misma soy pesimista pero para los demás soy optimista.
Es que yo pienso que si uno tira a lo bajo, si obtiene algo bueno por poco que sea, le alegrará. Aparte de que pensando tristemente será más fácil que suceda algo bueno.
Qué raro.
Besicos de limón

Domin dijo...

Ahora que la cosa se va mejorando, para terminar de mejorarla te recomiendo (y al resto de lectores también) que reserves 15 minutitos para meterte en youtube y ver al gran Jose Juan Vaquero en su gran monólogo "El mundo está cambiando". Una obra de arte que viene en 3 partes, y que sé que te va a gustar.
Mañana me cuentas
Un abrazo

Princesa dijo...

Buenas tardes,
Acabo de descubrir tu blog... y este post me ha encantado. Tampoco estoy yo en una situación personal muy buena, y tu post me ha vuelto a hacer ver que hay que ser uno mismo, y que hay que aclararse con nuestras propias ideas.

Como bien dices, creo que es necesario, a veces, llegar al fondo de una situación para darte cuenta de las cosas, y volver a resurgir.

Un saludo