domingo, 9 de noviembre de 2008

MI LARGA CELEBRACIÓN

J de Student:"Yo no lo veo"

Vitote:"A mí lo de las políticas aperturistas nunca me ha gustado"

J de Student:"A mí tampoco"

Vitote:"Eso de andar invitando a cualquiera a la cumbre del G-20, me parece fuera de lugar"

J de Student:"Si quieren a una del G-40, si acaso. Y si no ¡ que funden su propio G-20 leches!"


El viernes a eso de la una del mediodía cumplí 23 años. "El número de Jordan" dice mi hermano, aunque yo siempre he sido más de Magic, prefiero cumplir 23 que 34, al menos por ahora. Empieza a ser un número importante, cuando dices 23 la gente ya te empieza a mirar como un adultito y no como un proyecto de persona, y eso es demasiada responsabilidad. Pero echando la vista atrás, creo que algo he madurado. Creo que las patadas en la boca que me ha ido dando la vida me han ido poniendo en mi lugar. No siempre se puede ganar pero nunca debes dejar de intentarlo, esa es la norma. A pesar de que a veces la victoria pueda parecer complicada, o una misión suicida como volar por los aires "Los cañones de Navarone". A pesar de que los medios no sean los adecuados y no exista un plan concreto, que todo se vaya haciendo por pura improvisación día a día.

Los tiempos han cambiado, y yo creo que a mejor. Hace seis años mi cumpleaños se limitó a que me felicitaran por teléfono y a una comida con mi familia( lo que siempre es lo mejor de cumplir años). Este año comenzó la noche del jueves, con unas clásicas cervezas en mi bar favorito, con J de Student y su amigo G. Mi intención era hacer el clásico "HatTrick", consistente en salir tres días seguidos, cosa que hacía mucho tiempo que no se producía. Quería demostrarme a mí mismo que aún tengo aguante. Pero me demostró que ya somos algo viejunos, y el sueño viene antes de las cinco, y nos apalancamos con más facilidad, que preferimos conversación agradable y buena compañía, a salir "a darlo todo". También el jueves comprobé que ya no somos capaces de beber "cualquiercosa con cocacola", que nos hemos hecho sibaritas y tenemos que beber "Arehucas" o "Havana 7", que no soportamos aquellos chupitos de colores que antes ingeríamos sin miedo a la resaca. Eso sí, podemos beber chupitos de tequila, siempre y cuando sea "José Cuervo". Unos sibaritas. Porque a la mañana siguiente de haber repetido aquello que antes hacíamos con tanta rutina, el clásico "chupito de guinda" en el clásico "guindas", bendije al horario de 6º por permitirme recuperar el sentido en mi camita arropadico. Antes podía ir a clase a las 8 y sobrevivir con "la cocacola de la resaca", sin ningún problema. ¿La edad nos ha hecho blandos o ha sido que nuestros órganos se han vuelto unos sibaritas y nos castigan por darles mandanga de la mala?.

Me desperté con un mensaje con la foto de un angelito de un mes y 3 días diciendo "Felicidades tío, te quiero mucho" y otro de mi padre que he de reconocer que me arrancó una lágrima, y que guardaré para siempre para recordarme quien soy cuando pierda el norte. La gente que había sobrevivido a la pereza y habían ido a esa única hora de preventiva, me felicitaron. Incluso B, R y AC, que no habían ido a clase, me esperaron a la puerta para felicitarme y darme sus regalos. No me esperaba regalos, y la verdad es que me hizo mucha ilusión. AC y R, me regalaron el libro que nos recomendó el DrN a AC y a mí en prácticas "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero". Lo mejor, la dedicatoria, me hace ilusión que crean que algún día vaya a escribir un libro, ahora me tendré que obligar. Y B, me hizo un regalo muy especial, con dedicatoria y todo, para que me acuerde de ella allá por los meses de verano cuando yo esté aquí harto de calor y de estudiar el MIR, y ella en Oviedo, con menos calor pero igual de harta. Tener un pedacito de alguien que está lejos reconforta en los momentos de nostalgia.

El viernes era el día más complicado para conseguir efectivos. Con "El Domin" fuera de Salamanca, y la mayoría de mis amigos en casa reservándose cual estrella en partido de Copa del Rey, necesitaba de alguien con quien salir. Al final conseguí reunir un grupo de número considerable con el señuelo "unas cerves, así, de tranqui", como buen sabedor de los efectos que tiene "salir de tranqui", siempre sabes que se te va a torcer y vas a acabar luchando por respirar. Media hora antes de la hora acordada empezaron a caer efectivos, pero B resistió y nos fuimos a celebrar con nuestros amigos imaginarios. Lo pasamos bien, pero no se torció, quizás estábamos cansados, quizás hacía frío en la calle y en el bar con la cervecita y el calorcito se estaba muy agusto apalancadillos arreglando nuestros respectivos mundos. "Hay que intentarlo Vitote, si no te arriesgas, nunca sabrás realmente lo que podría haber pasado", tiene toda la razón del mundo, siempre la he considerado una mujer sabia. A las dos estaba en casita a buen recaudo, fué un poco ridículo llegar a casa el día de mi cumpleaños antes que mis padres, pero me autoengañé con que me estaba reservando para el sábado.

El sábado era la celebración, se conjugaba el hecho de que había sido mi cumpleaños y que J de Student y T querían celebrar una cena francesa, para demostrarnos que en su año de Erasmus se habían embebido de cultura francesa. Y ya que uno tiene sus motivos para odiar y amar a "L´Hexagone", acepté. Cuando recibí la llamada, esa que todos queremos evitar, esa que no queremos recibir porque sabemos que van a abrir la caja de Pandora, esa que llevamos escondida y no enseñamos a nadie, le hizo gracia "Al final te vas a acabar viniendo y afrancesando","No, ni de coña", "A mí me darías la vida","Prefiero guardármela para alguien que corra mayor riesgo vital". La raclette triunfó, es una cena entretenida, con eso de que la vas haciendo a la vez que la vas comiendo. Los franceses no tienen ni idea de hacer nada, salvo socializar, eso lo hacen como nadie, y la raclette y la fondue son dos grandes ejemplos de la habilidad de los franceses para diseñar actos sociales. Buen vino, que ya no somos unos críos y el "Cumbres de Gredos" nos da algo de alergia, pero eso sí, se acabó como antaño. Después llegaron más regalos, y la verdad, no hacía falta que me regalaran nada, porque pasar la noche con ellos para mí siempre es el mejor regalo, sobretodo ahora que cada vez quedan menos. P y "el su C", me regalaron un pin con un médico en miniatura, con una dedicatoria "Para un futuro gran médico", reconfortante. El otro regalo, fué toda una sorpresa inesperada. El lunes pasado, cuando nos tocó vender en el puesto, no paraba de jugar con las fichas del juego de póker que compramos para el campeonato, incluso estuve a un tris de comprármelo a pachas con RD. Me puse muy pesado, muy muy pesado con las fichitas y los ruiditos que hacían. ¿Y ayer que me regalaron? un maletín de póker, ¡ahora podré juguetear con las fichas todo el día!. Ahora estoy obligado a aprender y a enseñarles para montar alguna que otra "timba".

A eso de las 2 de la madrugada salimos de casa de T, tras un momento desagradable que nos demostró que a pesar de que nosotros seamos ya adultos, y nos consideremos como tales, nuestra condición social aún es de "esos chiquitos", y jode que te traten como a un novato haciendo un botellón en un piso. El resto de la noche funcionó bastante bien, fue una noche completa, pasó "casi" de todo, pero pedir más por mi cumpleaños sería avaricia. Nos encontramos hasta con nuestra profesora de prácticas de preventiva.

Vitote:"Has visto, mi profesora de preventiva ¿a quién debería de darle vergüenza, a nosotros por estar en un bar viejuno o a ella por estar de copas en el mismo sitio que sus alumnos?"

Wednesday:"Mira, no es mi profesora y me está dando vergüenza a mí, con eso lo digo todo"


A eso de las 5 se acabó una larga y completa noche, una larga celebración...que no termina hasta que el jueves que viene lo celebre con "El Domin" como es tradición Seré más viejo, pero cada día me siento con más ganas de comerme el mundo.

10 comentarios:

Alize dijo...

A ver si uno de estos días te invito a una cervecita, por esos 23.
Besicos de limón
P.D.: Ahora que tengo -¡por fin! (sonido del "Aleluya" de fondo)- ordenador propio podré seguirte como mereces.

Alv dijo...

pues felicidades x esos 23 años, 2 días y unas horillas... madre mía q viejo me siento...

("gracias" a tu post anterior, ya siempre q me veo en una foto sonriendo, me acuerdo de los muslos de pollo, con lo contento q estaba yo con mi sonrisa fotera!!!)

Nebulina dijo...

Vale más tarde que nunca? :P
Felicidades entonces^^ me alegro por esa celebración.
Un besazo!

hamlet dijo...

Muchas Felicidades!! 23 es una edad chula... me alegro de que te lo pasaras bieen en tu cumple... el último mío lo celebré solito... y de guardia.

Te copio lo del Hat Trick, que lo sepas... y lo aguantar menos, es una verdad como un templo, como lo de beber Habanas, Brugales y Caciques, y desterrar al Don Simón de toda la vida... pero ganamos otras cosas, como más calma y ver las cosas más claras.

Muchas Felicidades, Vitote.
Sigue creciendo.

Wednesday dijo...

He salgo en tu blog!!!!!!!!!! Bueno yo no, mi alter ego. En la otra entrada que aparezco soy I (creo) jaja.
Me estoy acordando de la choni que se rió de mi...

Scarlett dijo...

Felicidades!! ya veo que has sabido celebrarlos como es debido

Y si hacerse mayor significa que el gusto mejora, pues ni tan mal, que siempre será mejor beber algo de calidad que una porquería (porque beber lo vamos a hacer de todas formas jaja)

Besitos!

[Doctor JB] dijo...

¡Felicidades, hombre!

Por si te sirve de algo, yo tengo sólo uno menos y ésto del hat trick... pues no te digo que no me atreviese, pero a saber en qué estado acababa después de los tres días.

W. dijo...

Felicidades!!!!

http://www.youtube.com/watch?v=BnwLf88t_Wc

Quiero ver desde aqui como mueves la cabeza al ritmo de la cancion... que hay muchas cosas que celebrar y por las que sonreir. (y la cantidad de cosas que van a pasar de aqui a que ponga 24 en tu casillero...) Abrazo

Princesa dijo...

Felicidades!!!!!!!!!!!! Aunque sea con retraso!!!!!!!!!!!!

Joer, que celebración de cumple más larga!!!!

Es verdad, estoy contigo en lo del alcohol, eh??? Como vamos cambiando, nos hacemos viejo... antes yo también estaba dispuesta a hacer cincuentamil mezclas de chupitos de vete-tu-a-saber-que y no pensar en la resaca del día siguiente... ahora ni se me pasa por la cabeza!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Un besote

Vitote dijo...

¡Gracias a todos!

A cuidarse mucho, que me tenéis que aguantar como poco un año más.