martes, 2 de diciembre de 2008

MI PEQUEÑA BATALLA

Míster:"Traed todos el DNI"

Vitote:"Sí, incluso Nm que se lo sacó a la segunda...le tiraron en el práctico"


Siendo simplistas, un partido de rugby se compone de 30 individuos y un balón ovalado. Pero todos sabemos que es más que eso. Un partido de rugby es una gran batalla, compuesta por 30 pequeñas batallas, la mayoría, contra uno mismo. Cada uno tiene un escollo que superar, una astillita que sacarse, algo de qué resarcirse. El jugador de rugby, y más en estos niveles, siempre quiere ir más allá, y cuando da un paso atrás, quiere recuperarse dando dos hacia delante. Aunque la victoria en todas esas pequeñas batallas no sirve de nada, si no existe un fin común claro, si no hay equipo, no hay victoria. El equipo es fundamental, engranar perfectamente como si de un reloj se tratase. Hus, mi primer míster, decía que "el equipo tiene que ser como una bandada de patos". Cada pato, tiene que aletear por sí mismo, por su supervivencia individual, pero a pesar de ello, tiene que hacerlo encajado dentro de su bandada, para protegerse y proteger, para no errar en su trayectoria, para llegar a su destino.

Mañana tengo la oportunidad. Tengo la sensación de que tengo que demostrar que soy un pato más. Este año se me está haciendo muy extraño todo ésto de entrenar y no jugar y eso me corroe a veces por dentro. Como suelen decir los futbolistas suplentes, "yo lo que quiero es jugar, es cuando realmente me siento futbolista". No basta con entrenar, no basta con bajar a los partidos y a los terceros tiempos, uno está completo cuando se viste de grana y salta al campo a partirse la cara con otros 14 lunáticos. Tengo que demostrar que yo podría jugar en ese equipo que tan bien lo está haciendo, que no soy únicamente el tipo que cuenta chistes, sube a la gente en coche y baja contracturas. Que soy un jugador de rugby, que sé placar y sé pelear, que soy el primero en llegar al ruck más lejano y que siempre trato de hacer todo al 100% de mis capacidades. Mañana quizás no vuelva a portar el 2 a la espalda, pero cuando salga a jugar quiero que todo el equipo rival se pregunte "¿quién es ese enano cabrón?".

La verdad es que me siento crecido y motivado, que no estoy en la típica víspera de mañana a ver que pasa, a ver si juego, a ver si... No, hoy tengo ganas de placaje, quiero balón y poner "tresmiles" como nadie. Tengo ganas de talonar y de pelear cada ruck, tengo ganas de llegar a la cama por la noche con un ibuprofeno y descubriendo partes de mi cuerpo cuya existencia desconocía hasta que comenzaron a doler. Porque señoras y señores, eso es ser un jugador de rugby, y yo me siento incompleto sin poder saborear el barro cada sábado. Mañana el ADUS jugará un partido más, para mí no lo será, mañana yo juego mi gran oportunidad, mi pequeña gran batalla.

6 comentarios:

J d'etudiant dijo...

A que hora es el partido?

Mj dijo...

Mucha mierda!

Neus dijo...

Suerteeeee! :D

hamlet dijo...

A darlo todo! Suerte!

Alize dijo...

Sé que no vas a necesitar suerte, sino tan solo (aún más) energía y ganas de pelear, así que eso es lo que yo te mando...
Besicos de limón
P.D.: ¿Sabes que el chiste de sacarse a la segunda el DNI también lo hago yo? :S

W. dijo...

In bocca al lupo!!Digoooo que vaya mu bien el partido. Sal ahi a comerte el mundo, claro que si.