lunes, 15 de diciembre de 2008

MI "EFECTO AMUNIKE"

Vitote:"A mí no me cuadra, es como si de repente el aceite se disolviese en agua"

B:"Maaarginalidad, eso lo hace la marginalidad, la marginalidad, marginal"


El pasado jueves, durante el calentamiento de motores para la nochevieja universitaria, mientras J d´etudiant y yo no sé qué andaríamos haciendo, en el salón de la casa en la que estábamos, se fraguó un conato de debate entre estudiantes de medicina y estudiantes de enfermería. Durante el mismo, las estudiantes de enfermería les echaban en cara a las estudiantes de medicina, todo lo que hacían y les obligaban a hacer en prácticas y lo inútiles que éramos los estudiantes de medicina y lo poco que sabemos de todo. A mí que no me gustan las batallas intergremiales y tampoco me gusta morder la mano que puede darme de comer, o pisotear a quien puede en un momento determinado depender de mí, me dió de lado.

Pero esta mañana en la cafetería se ha reanudado el debate, esta vez con interlocutores únicamente de medicina y he formado parte de él. El punto de partida era lo déspotas que eran normalmente las enfermeras con los estudiantes de medicina, e incluso con algún residente. Alegaban experiencias propias y ajenas, en las que las estudiantes de enfermería quedaban como ogros peludos que devoran cachorritos. Yo nunca he tenido un mal contacto con nadie que forme parte del personal de enfermería, ni estudiantes, ni enfermeras jóvenes, ni más experimentadas, nunca he tenido un mal encontronazo. Todo lo contrario, siempre me han facilitado la poca tarea que tuviese que hacer. Mis compañeras alegaban una historia cercana a ellas, una médico residente a la que una estudiante de enfermería no le había dejado coger una vía, y ésta le había respondido que tenía que aprender, que después en urgencias tenía que hacerlo ella sola y que necesitaba práctica, la estudiante le respondió que ella también necesitaba práctica y que se fuese de allí. Además de un minidebate entre ambas acerca de quién debería de llevar el mando. Chorradas. Sinceramente, no me parece nada productivo que a estas alturas ya se empiece a tener ese corporativismo cateto. Creo que tanto la estudiante como la residente actúan mal. Primero la estudiante, no respetando el derecho a aprender de la residente, que es el mismo que tiene ella. Segundo, la residente no tiene que debatir con ella ni "pedirse primer", sino esperar a otra oportunidad, y si vuelve a actuar igual, hablar primero con ella y después con su supervisora y exponerle el problema, defendiendo su derecho a aprender. Pero la solución no es pegarse por la vara de mando, porque no creo que exista una vara de mando, ni sea productivo el "sin enfermera no se opera" ni el "oye bonita a mí me llamas doctor", porque es estúpido y todos sabemos que ganará el que diga el argumento con más peso del mundo "pues mi padre vuela", todo muy maduro.

Aunque la verdad es, que desde que empecé esta carrera, me he dado cuenta de algo que se da muy a menudo cuando los de medicina nos juntamos con algunas personas de otras carreras. Yo lo llamo el "Efecto Amunike"*. Estas personas, sin venir a cuento, comienzan a comparar su carrera con medicina. De repente empiezan a hablar de lo complejos que son sus problemas de química, de sus simuladores de vuelo, de que en prácticas hacen curas y sondan a diario, de que un día entraron a las nueve en la facultad y no salieron hasta las seis de la tarde, de que derecho romano es años luz más gordo que anatomía y de que sus padres vuelan. Realmente, no sé cual es el mecanismo bioquímico o neurofisiológico que dispara esta reacción, y desconozco cual puede ser la finalidad del mismo. ¿Buscan que les demos una palmada en la espalda y les digamos "Sí, claro, por supuesto, nuestra carrera es la más sobrevalorada del mundo, está claro que la química de primero de ambientales es mucho más dificil que neuroanatomía, eres más inteligente que yo y no merezco ni siquiera mirarte a la cara por ello"?. Yo no empecé esta carrera porque fuese más o menos prestigiosa, ni porque buscase reconocimiento, ni siquiera lo hice por trabajar llevando pijama. Empecé esta carrera porque me gustaría ayudar a hacer de esta roca flotante un mundo mejor, y creo que estudiar medicina es un buen método.



(Aunque Amunike también haga del mundo un lugar mejor...)

Es cierto, nos habéis pillado, nuestras prácticas son una mierda, volvemos orgullosos de haber esperado en un pasillo haciendo acopio de paciencia, de haber escrito en la lista de espera, de haber dado un mísero nudo o de llevar el pulsioxímetro. Las prácticas de enfermería son mucho más activas, ejercitan más las habilidades del estudiante y los estudiantes de enfermería son mucho más hábiles que nosotros en lo que se refiere a trato con el paciente y a técnicas médicas. Sus prácticas son mucho más cercanas al trabajo real de un enfermero/a que las nuestras. Porque nuestras prácticas no son para que ejerzamos la medicina, porque M E D I C I N A es una palabra muy gorda, es el sinónimo de tomar decisiones que van a afectar a la vida de una persona y, seamos realistas, a ninguno le gustaría que nos tratase un niño de 21 años que va a jugar a los médicos al hospital. Nuestras prácticas no deben de estar destinadas a que sepamos coger vías o intubar y jactarnos de ello. Nuestras prácticas deben de estar destinadas a ejercitar nuestros sentidos y nuestra capacidad de observación y discernimiento. Digo deben, porque no es así, porque las prácticas realmente son un requisito y no una parte fundamental de la carrera. Y cada día estoy más convencido de que gran parte de culpa es nuestra, de los propios estudiantes. Estamos demasiado acostumbrados a que nos den todo digerido, y a que sean los docentes quienes planten su experiencia y conocimientos en nuestros cráneos y después estos broten espontáneamente. Además está la imperfección del sistema. Deberíamos pasar más tiempo en los centros de salud y medicina interna. Si pasásemos más tiempo al lado de internistas y médicos de familia, aprenderíamos más sobre clínica y diagnóstico, tratamiento y relación médico-paciente, curiosamente, los tres grandes pilares de la medicina...sin necesidad de tener que pinchar a nadie. Ojo, que no digo yo que no guste dar puntos, poner nitrógeno líquido o pinchar una rodilla inflamada, sino que lo que creo es que los estudiantes de medicina debemos conocer primero el por qué, el cómo vendrá con la práctica o la experiencia. Deberíamos aprovechar nuestros cuadernos de prácticas para poner de manifiesto las imperfecciones del sistema. Por eso nunca llevo a firmar mis cuadernos a mis correspondientes tutores. El DrV me dijo en 4º, que así se sabrá qué tutores hacen caso a sus estudiantes y cuales no, ya que si tu tutor lo va a supervisar, no dirás nada por puro miedo y el sistema seguirá funcionando mal. Aunque de todas formas esté firmado o no, caerá en saco roto. Entiendo por qué el DrV cae tan mal en el hospital, "Un chiste malo ¿en qué se parecen un smart y un estudiante de medicina?, en que los dos se aparcan en cualquier lugar".

Aquí no debe haber rivales, sino compañeros, y un sólo enemigo, la enfermedad...y los gerentes también para qué nos vamos a engañar. No debemos esperar a que el mundo cambie, sino cambiarlo nosotros mismos.


Foto del patio interior de nuestra facultad adoptiva, Farmacia, tras el nevadón de esta mañana.

Aviso a navegantes, esta semana hablaré de fútbol.

*Efecto Amunike- Amunike era un futbolista nigeriano del Barça que era tan malo, que hacía que cualquiera que estuviese a su alrededor, pareciese un balón de oro.

11 comentarios:

Alice Springs dijo...

Yo creo que se debe al gran prestigio social que Medicina viene arrastrando desde hace tantísimos años... La ciencia del cuerpo humano no sólo es compleja; tiene algo de divino y quimérico, algo de trabajo de alquimista (no podemos olvidar que lo que se tiene entre manos son vidas humanas, lo que siempre impresiona más, al fin y al cabo humanos somos también) Y desde luego es innegable la importancia de ser un buen médico: básicamente puedes matar a alguien si no es así.
Por eso yo creo que los estudiantes de otras carreras tratan de demostraros que ellos también tratan con "pacientes" tan importantes como los vuestros: sean animales, la construcción de un puente, una larga lista de cuentas de empresa o un tomo de derecho penal...
Mis opiniones acerca de ciertas carreras son bastante radicales; y no te negaré que a la Medicina le tenía bastante manía por el hecho de que varios impresentables de mi colegio querían estudiarla... Me ofendía pensar en ellos como médicos; ellos, las personas más engreídas del mundo, ¿dignándose a bajar a tierra para atender a los demás? ¿ellos, médicos por vocación? No, lo que realmente querían era ser tratados de "Doctor"; se veían más a sí mismos como la vieja y obsoleta figura del "médico del pueblo", ese don temido y respetado...
Además he de tener en cuenta que estudio Biología, una carrera hoy por hoy muy infravalorada, con una tremenda fama de "fábrica de parados" y "cajón de sastre" para quienes no han logrado entrar en Biotecnología, Farmacia, Enfermería o... Medicina. Vamos, que cuando la gente se entera lo primero que suele preguntarme es: "Ah, ¿no entraste en lo que de verdad querías estudiar?"
... Pero el año pasado he tenido la fortuna de conocer a dos grandes personas que serán el equivalente en médicos. Y por eso mis prejuicios respecto a Medicina disminuyen, hasta el punto de que estoy orgullosa de que ellos sean mis amigos. El día de mañana, si alguno me atendiera, no dudaría un instante en ponerme en sus manos.
Un beso

Nebulina dijo...

Jajaj me ha encantado la comparación con el futbolista xD

Na, en serio... esa conversación es algo que me cabrea bastante. Estudio Medicina porque quiero, porque es lo que me gusta, así que me da igual que sea más o menos fácil que Enfermería, Ingeniería química o Periodismo. Eso sí, me jode que alguien me venga diciendo aquello de "el primo de un primo de un amigo de mi vecino del quinto dice que Medicina es muy fácil", porque yo no le digo a nadie (y paso de poner carreras como ejemplo) que en su Facultad se dedican a pintar-cortar y colorear, cada uno tiene su función y punto.
Luego están los que por algún motivo están resentidos y creen, ya de entrada, que todo estudiante de Medicina se cree superior por el hecho de estudiarla, aunque sabemos que seguramente tengan una base...porque si alguien me cansa son esos compañeros que toda su vida han querido ser Médicos para que les llamen doctores y les vean en el pedestal (porque como me dijo una compañera, "quiero ser Policía pero la categoría que tiene un médico no la tiene un comisario" (sic)) cuando están estresados, en lugar de cagarse en la madre del profesor que le hace la vida imposible en ese momento, se meten con los de Magisterio (y siempre Magisterio). Pues hazte profesor carajo!!

Ale, ya me callo porque con este tema parece que me han dado cuerda..supongo que soltaré un post un día de estos sobre el tema, ya que he calentado la máquina...

UN besazo!!

taweret dijo...

Me ha encantado, estoy de avuerdo en todo. Sí, cualquier estudiante de 1º de enfermería hace más en suspracticas que un estudiante de medicina, eso es innegable, pero nosotros tenemos más horas teoricas, sobre todo los primeros años. A mi sí me han tratado mal las enfermeras. Y los residentes. Y los adjuntos.... Creo que menos de los celadores he recibido puñaladas de todo el personal, pero en todas partes hay bordes y creo que lo único que podemos hacer es aprender, aguantarnos y esperar que dentro de 20 años no seamos así. Cambiar las cosas. Por eso me metí en medicina, para cambiar ,aunque sea sólo un poquito,este mundo a mejor. Para ayudar, para hacer sentir mejor a la gente. Y creo que si todos los que estudiamos para ejercer una profeson sanitaria, ya sea enfermería, medicina, odontología..., deberíamos empezar con esas ideas, con esas ganas. Los años nos van a amargar, es inevitable, pero si con 20 años sólo estás en esto por dinero o por prestigio muy mal va a ir este mundo...

Lucano dijo...

Me has hecho revivir mis cercanos tiempos de "Smart" y compararlos con los presentes de Residente de Familia en hospital pequeño, sin estudiantes y casi sin residentes de especialidades (muy recomendable para Familia: meto cuña de captación de efectivos). Das en el clavo. Más horas con internistas (para los que quieran ser médicos de hospital) y con médicos de cabecera (para los que nos inclinamos por la Primaria) mejorarían muchísimo el pregrado. No creo que fuera muy complicado que todo estudiante de 4º, de 5º y de 6º hiciera una guardia de Urgencias, de Interna o de Centro de Salud cada dos meses, o que le dejaran pasar una semanita en una zona de salud rural, pasando consulta con un médico y yendo a la visita por las casas. Sin pinchar una vía, sin dar un punto, ya sabría más de lo que nos ofrecen las horas de rotación. En fin, todo se andará. A cuidarse.

hamlet dijo...

Mmm... interesantísimo post... muy acertada tu exposición, Vitote... creo que se merece un post... igual me pongo a ello... salu2 a todos!

Anónimo dijo...

Alice un médico no mata a nadie,por mucho q se equivoque en su actuación.
Como mucho no podra "salvar" al paciente, pero es inaceptable pensar que el medico "mata" (practicamente sinónimo de asesinar).Un saludo

Alice Springs dijo...

Era una licencia poética, Anónimo.
Un saludo

Vitote dijo...

Alice Springs:conoces mil historias que te he contado acerca de idiotas de ese pelaje. Comprendo tu punto de vista, pero no me gusta que me apunten con una escopeta cada vez que digo "estudio medicina".

Nebulina:A los idiotas un buen ¡ZASCA!. Es responsabilidad nuestra cambiar este embrollo, aunque la actitud de algún compañero no ayude mucho.

Taweret:Nunca hay que perder la paciencia y la sonrisa, como decía la Pantoja "Dientes, dientes que es lo que les jode"(Dios no creo lo que acabo de decir). Incompetentes hay en todos los escalafones y somos estudiantes, con lo que somos un objetivo fácil para burlas y puyas.

Lucano: Ya sabes que yo soy muy pro-atención primaria y más desde mis prácticas en pediatría. A pesar de que me tiran más otras especialidades, me parece que donde realmente nos curtiríamos como médicos sería en AP y en interna, pero difícil convencer a los propios compañeros...cuanto más a los cabecillas.

Hamlet:Gracias, te responderé en tu post cuando lo lea.

Anónimo:Como bien te responde Alice es una licencia poética, claro que matar conlleva intencionalidad y ningún médico pretende matar a sus pacientes.

hamlet dijo...

Ejemm... siendo un poquito pejiguera, como se dice por estas latitudes, con las palabras, matar no conlleva exactamente asesinar. Un médico puede, por mala praxis, matar a un paciente y ser responsable de un homicidio, no? Incluso algún desaprensivo puede asesinar, es decir, quitar la vida a alguien intencionadamente. La cuestión, Alice, no es tan radical como que si no se es buen médico se puede matar a alguien, pero sí que es cierto que la responsabilidad es máxima. Creo que lo que apunta anónimo es cierto, un médico nunca va a matar, per se, a una persona. Otra cosa son las complicaciones, el riesgo y el azar que hacen que se pierdan vidas y la sociedad se lance ávida de amarillismo hacia los médicos... supongo ;)
salu2 a todos!

Otto dijo...

Desde la perspectiva de haber hecho las dos carreras, estoy de acuerdo contigo respecto que las prácticas en Medicina dejan mucho que desear y que mas valia AP e Interna, mas fonendo, linterna, martillo de reflejos, ECG y placas, que andar cojiendo vías, que debes saber hacerlo pero que te lo haran mejor y mas rapido las enfemeras. Ah y menos mal que la residente se intereso por coger la via, ya que entre mis coR es algo que solo practican asiduamente los de anestesia, el resto pasan, lo hacen una o dos veces y se olvidan. El problema más bien es organizativo del gerente del clinico. Salu2

pulsioxímetro dijo...

Interesante. Saludos,