miércoles, 30 de mayo de 2007

MIS INTENCIONES TRUNCADAS

Todos nos proponemos a principio de curso varias cosas, cada uno a su forma y a su modo. Unos se proponen estudiar más, sacar mejores resultados y darle en las narices a aquellos que les critican. Otros se proponen simplemente estudiar. Pero los que me interesan son los primeros porque pertenezco a ese selecto club, a ese número incalculable de optimistas académicos, otros nos llaman torpes ilusos. A principio de curso, la primera tarde que tenemos unos apuntes en la mano decidimos sentarnos delante de ellos y empezar a leerlos exhaustivamente, como son pocos no sólo los leemos sino que los subrayamos, pasamos a limpio y resumimos en un esquema digno del mejor pedagogo( o era didacta) que ha parido ésta nuestra universidad. Nos sentimos orgullosos y plenos, satisfechos y brindamos con nosotros mismos con la vista perdida en el infinito pensando en que éste año sí, éste año caerán matrículas. Torpes ilusos.
Así cual aficionado del Atlético de Madrid( mi dulce heridita) se nos llena la boca una semana, la primera semana. A la semana siguiente llegan los madrugones, las prácticas de microscopio o de ordenador o de cualquier cosa que suene a echar horas inútiles en la facultad. Las horas en las que dices "total para lo que voy a hacer, vamos a la caferteria de Ab a ver como tiene los cafeses este año, y a ver si D está más calvo". Por las tardes empiezan los entrenamientos del equipo de rugby y como no estás acostumbrado a madrugar la siesta se te junta con el entrenamiento y a partir de esa tarde estás vencido.
Después dices "bueno hasta que coja ritmo es normal que falle alguna tarde, empiezo después de San Lucas a saco". Pobre iluso...Total que ahí estás en Navidades comiendo polvorones y con cargo de conciencia, con esa risa estúpida de lo ridículo que eres a veces y lo débiles que son tus intenciones.
Ahora en junio he recuperado la proposición de junio, aprobar todas y salir a correr." Pero ésta tarde todavía no que llueve y me cojo un catarro y los catarros en exámenes son muy chungos".Y aquí me teneis tropezando con la misma piedra...Pobre iluso.

2 comentarios:

Ángel dijo...

Qué tal Mc. Vities? ( ¿cuántos años hacía que no te llamaba así? ).
Bueno, para empezar felicitarte por tu blog, que ya sabes que me encanta lo que escribes (ya lo tengo agregado a “mis favoritos” ).
Siempre me han dicho eso de “mal de muchos, consuelo de tontos”, pero bueno, por si sirve de algo, que sepas que los médicos no sois los únicos que os ponéis a escribir en un blog en plenos exámenes porque están bloqueados. Pero bueno, mejor esto que pararse a reflexionar, ¿no? Y ya que no estoy estudiando, pues un poco de música mientras escribo nunca viene mal (para estudiar también soy del club de los tapones ), y bueno, ya que no tengo el flaimitudemún, tendré que conformarme con otro clásico básico como el “stand by me” (güen de nait, jas com...).
Y como el propósito de inicio de curso de llevar las cosas al día ya está imposible un año más, habrá que conformarse con sacar el curso como buenamente se pueda. Ahora, a esperar en este caso al sábado para ver a ese equipo viste de rojo, y acompañar el madrugón de estudio dominguero con las tonterías del Marca, hablando de “ese” equipo, que antes de cagarla por la noche decíamos que era “el equipo de todos”.
Sin más me despido, esperando con ganas lo próximo que escribas.
Desde León, un abrazo enorme (sin mariconismos, ya lo sabes) de tu segundo hermano

Houssein dijo...

Dios de mi vida!!! De verdad eres capaz de solapar la siesta con la ora de bajar a entrenar a salas bajas!!! Vida de mi dios!!! Pero cuantas veces al día duermes tu??? Pero lo que es aun mas importante, con quien sueñas durante tantas horas de sueño???
Por cierto, he añadido tu direccion de blog en el mio.