lunes, 3 de marzo de 2008

MI DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

DrP:"Ve explorándola y yo voy ahora"

Chica en última revisión:"Esque me da vergüenza que me mireee"


Enfermera I:"¿Por qué? si va a ser médico"

Chica en última revisión:"Esqueee, es muy guapo y me da vergüenza"

Vitote:"Vale entonces ya podemos apuntar que necesitas una interconsulta en oftalmología"


Vale, es un poco egocéntrico poner esta escenita del viernes, pero a uno a veces le gusta que le digan cosas bonitas. Y en pediatría todos los días me dicen algún piropo o me echo algún amiguete con mi "proyecto de reintroducción del chócala" en la sociedad. Una gran costumbre noventera que estamos perdiendo poco a poco. Pero lo que realmente más me apasiona de la pediatría es el reto de la sonrisa. Que un niño que se sorbe los mocos o tiene "caconas blandas", "purruleta" o "cacaolat"( no volveréis a tomar cacaolat nunca muahahahahaha), salga sonriendo con un simple palo o una simple pegatina. Y los más buenos se llevan los premios gordos como rotuladores o mi boli fosforito doble( hay que ver cómo me puedo ablandar con una criaja de siete años que me tira de la barba).

Y mucho mejor que ésto es todo lo que estoy aprendiendo. El DrP explica las cosas con sencillez, simplifica la medicina para que sea más eficaz tanto en su aprendizaje como en su desarrollo. Según él, al salir de la facultad debemos tener dos o tres cositas claras sobre las enfermedades y ninguna de ellas es un gen, un HLA o un superfármaco ultranovedoso. Esas cosas están en los libros. Es partidario del aprendizaje por observación, según él deberíamos hacer cada año al menos un mes en medicina de familia o en medicina interna, para que aprediésemos a observar el todo. El enfoque holista inicial del paciente hoy en día está siendo derrotado por la superespecialización, lo que hace que cuando se termine la especialidad se sea "loqueseaólogo" y se deje de ser médico. "Prométeme que nunca vas a dejar de ser médico, porque es lo único que puede salvar vidas, y no el jugar a las batas y a los egos".

Y eso es lo que he hecho hoy, aprender observando. Por suerte o por desgracia, hoy han coincidido en la consulta tres niños con tres síntomas que habitualmente se confunden y entre los que es difícil diferenciar si no se tienen las cosas claras. Exantema, urticaria y petequia. Pero la que no se olvida nunca es la petequia, la primera sospecha de meningitis que veo en mi vida. Pillada en su primera fase y por ello de muy buen pronóstico. La madre, de etnia gitana( con otras cinco personas a la puerta), tuvo una crisis de ansiedad, yo creo que producida por tanta bata blanca y la frase "le voy a tener que mandar a urgencias" del DrPl. Yo me afanaba en estirar la piel de cada punto rojo que veía en la piel de Ch deseando que no fuera lo que parecía. Pero aunque las de la cara pudiesen achacarse a los vómitos que había echado antes, con un par de ellas que encontrásemos fuera de lugar había que correr a urgencias para descartar. El DrP y el DrPl las marcaron y dijeron que habría que hacer análisis. Ch entró en cólera y empezó a cagarse en todo lo que se movía, a llamar cabrón e hijoputa a todos, que estaba hasta los huevos y demás. Yo le dije que por cada taco le cobaría un euro. Soltó dos "como sigas así me compro un fonendo nuevo, tú verás", frenaron los tacos. Hasta que salimos de la consulta del DrPl, entonces se vió libre de impuestos cual andorrano, y se aprovechó.

En cuanto a vuestras solicitudes por contar la historia del sábado, lo siento mucho pero hasta que no prescriba no me veo capaz de contarla. Quizás cuando cumpla el "X aniversario" de la creación del blog, o cuando esté a la distancia suficiente como para que no me encuentren. Y como dicen los políticos ahora, seré firme en mis convicciones. Espero que disfrutéis del debate, yo estoy con Llamazares, este bipartidismo es antidemocrático, pero es lo que hay. Buena niña y buena suerte.


Con sus éxitos "¡Qué Acebes que estoy!" o "Déjame que te acaricie el bórico"














Con sus éxitos "Slippery when ZP" o "One wild Pepiño"


1 comentario:

Alize dijo...

Me ha gustado este post, es muy interesante leer tus periplos en la consulta. Ya te dije que me alegro de que allí aprendas y lo pases pipa; una buena combinación.
No te preguntaré por la historia; pero la verdad es que intrigá me has dejau'.
Besicos de limón.
P.D.: Espero que el examen bien ;)