domingo, 27 de julio de 2008

MI LÍMITE DE 50 Y SU FALTA DE TURBO BOOST

Madre de niño en la plaza:Te voy a mandar al hospicio"

Niño en la plaza:"Pero mamá, allí no me darán de comer"


Hoy he ido a Portugal a ver a mi hermano, y he visto la última eco de mi sobrinico. La mayoría eran cortes coronales, de los que no entendía ni papa, pero en el longitudinal se le veía como un campeón, ahí tranquilo, sin saber que nos tiene a todos pendientes de él. Sin conocer el plan de su tío para que sea colchonero desde el primer día. Sin saber que nacerá en el año que España( su país a pesar de los pesares), ganó la Eurocopa, en el año que Carlos Sastre ganó el Tour gracias a las tretas de ese ser tan odioso y odiable como es Bjarne Rijss( y el gran Freire se vistió de verde, cosa que tiene casi el mismo valor). Sin saber lo poco que sabe su tío y el ansia que tiene por saber. Nacerá quizás el mismo día que nació su abuelo, o al menos eso ha calculado el obstetra, y no sabrá que le tiene que tirar 50 veces de las orejas. No saber es como la pastillita de inmunidad que hacía que Sonic parpadease y se volviese invencible.

A la vuelta, llevé yo el coche por esas carreteras del norte de Extremadura, que culebrean por la sierra de Gata, con camionetos y tunningdiotas( no estoy en contra del tunning sino de los idiotas que ponen un alerón a su coche y se creen que por ello van a poder subir los puertos a 200km/h). El cartel que marca la frontera con Castilla y León, ha sido saboteado y en él reza "Pais Llïones León, Zamora, Salamanca", preocupación absurda al lado de cómo se estrecha la carretera nada más atravesar el cartel. Allí, los pinos balsaín cercan la carretera y difícilmente pasan dos coches, las señales recomiendan ir a 60 km/h y si pudieran recomendarían atarse los machos o tomarse una biodramina. Me alcanzó un tunningdiota por detrás, yo rondaba los 60 km/h( escrupuloso que es uno para lo de las normas), y el pollo en cuestión no paraba de arrimarme el morro. En cada curva no sabías que te esperaba al otro lado, desde un motocarro hasta en "Enterprise" con Spock y todo. Pero el pollo en cuestión intentaba adelantarme, yo le dejaba, pero en las rectas siempre venía alguno de frente. Él sudaba tinta, se sentía como cualquiera en la trasera de Jarno Trulli, desesperado. Seguro que si hubiese tenido el "turbo boost" de Kit habría intentado saltarme por encima. Llegó el final del tramo y como no, me adelantó su 305 granate, con sus cristales cromados y su tubo de escape tintado, o al revés, o como coños sea( para mí cualquier coche que no sea un Aston Martin, un Ferrari, un Ford Mustang o un Shelby GTO, no merecen que se presuma de ellos). El pobre infeliz, me dedicó una figa con su dedo corazón al adelantarme. Y ahora llega la confesión, al igual que Marge Simpson, padezco de "ira al volante". En el mundo hay dos tipos de conductores, los que saben acelerar y los que saben conducir, normalmente los que saben acelerar suelen sembrar de flores y cruces de palo las curvas, y los qe saben conducir llegan sin problemas a su destino. A mí me gusta encuadrarme en el segundo cuadro, porque como dicen los ciclistas "cuesta abajo corre hasta la mierda". Yo seguí tranquilo, a mi ritmo, con su matrícula en mi mente, pensaba que no podría alcanzarle, pero como aquí el mundo es un pañuelo, antes o después me toparía con él. Y bendita justicia universal, llámenla karma si son "Earlistas", paró en un cruce a nosequé(fijo que a colocarse la gomina del pelo). Yo seguí mi camino, suave, esperando que llegase a mi altura, porque sabía que antes o después volvería a olerme el tubo de escape. Instinto, lo llaman unos, otros, sentido arácnido. Dos minutos después( o quizás tres y medio vete tú a saber), llegó a mi altura en una zona de línea contínua. Yo, muy dignamente, reduje a 2ª y me planté en los 50 km/h. Disfrutando tranquilamente de la brisa de "La Cumbre" en mi cara mientras sacaba mi mano en señal de agradecimiento por el gesto anterior...Estuvo oliéndome el tubo de escape hasta que cogió una recta con línea discontínua. Esta vez no me dedicó ningún gesto. Como bien decía la película, "Nunca juegues con extraños".

Trataré de actualizar cada domingo.

8 comentarios:

Nebulina dijo...

Por aquí te esperaremos cada domingo ;)
Un beso!

Scarlett dijo...

Mi sobrino iba a nacer en el aniversario de la muerte de su abuelo, pero se retrasó 5 días.
Los sobrinos son un regalo, y cada momento con ellos es una bendición aunque te tenga de bufón o te zurre (si, Markel tiene la mano un poco ligera)

Neus dijo...

Tb va a nacer en el año en que Nadal ganó Wimbledon :P
Y quién sabe si en el que Nadal fue número 1... jejeje!

W. dijo...

Jo, yo quiero un sobrinoooooo

Ale, ya he vuelto. Falta aire por todos los lados, pero sobreviviré.
No se le olvide a ud actualizar cada domingo
Cuidate.

[Doctor JB] dijo...

Yo vengo de chupar bastante carretera durante estos últimos días, y hay que ver la cantidad de "elementos" que hay sueltos por ellas... Al menos a este pudiste tocarle las narices un rato, que para qué negarlo, no sienta nada mal.

Alasse dijo...

Cómo se pican, cómo mola xD

carmncitta dijo...

jua, y te lo volviste a encontrar, qué bueno xD. Qué bueno 'Earl' ehhh? :D

Lucano dijo...

¡Qué prisas tienen algunos con lo hermosos que son esos paisajes del Puerto de Perales! Y qué delicia el agua de su fuente. ¡A refrescarse!