sábado, 15 de septiembre de 2007

MI MÓVIL Y SU FUNERAL


"Españoles, mi móvil ha muerto". Sí, es como la muerte de un dictador, soy de ese gran club de odiadores de los móviles. ¿Realmente es necesario estar localizable siempre?¿no era má bonito llevar los bolsillos llenos( bueno o no tanto) de números de teléfono?el "te llamé a casa pero no lo cogías", el "camarero, ¿me dejas un boli y un papel por favor?dime tu número", el "esque en el pueblo no tengo teléfono". Y esa ausencia de anuncios de politonos en la tele, y la gente andando por la calle sin ir cacareando por una cajetilla de tabaco con antena. Odio al móvil y casi todo lo que le rodea. Sus utilidades prácticas no, nos ha traído la tranquilidad de poder recibir asistencia en carretera o de poder avisar de un incendio, nadie odia los avances a mejor( bueno, habría que preguntarle al tito Fede, sí, ese que odia la ley de dependencia). Ha matado ese desarrollo intelectual de los muchachos a los 13 para conseguir descubrir la anatomía femenina, ahora mandan un mensaje con la palabra "ANATOMÍA FEMENINA" al "31416" y ya lo tienen, ya no se espía el vestuario femenino ni se paga a un "mayor" para que te compre Playboys. Así tenemos una generación de ninfómanos castrados intelectualmente y todo por culpa de ese aparatito.

Luego está la ansiedad, el "no me llama, no me llama, a ver si no tengo cobertura o batería o...", el móvil sonando a las tres de la mañana con alegrías o desgracias, el ver el nombre en la pantalla y decidir cogerlo o ponerte nervioso porque "joder, me ha llamado, ¡toma!, me ha llamado, lo cojo o no, para hacerme el interesante", los sms y "El código J" sobre lo que se debe poner o no en un mensaje, los toques y "El código J" sobre qué significan o no los toques...tantas y tantas comeduras de tarro. Pero sin duda lo que más odio es que se estropeen y quedarte sin él, no, no es una ironía, es la puñetera coincidencia, la puñetera eterna coincidencia. Puede que en todo el verano no te haya llamado ni "el Tenazas", pero basta que se te joda el móvil para que de repente todo el mundo quiera ponerse en contacto contigo, misión imposible. Ésta mañana iba a haber ido a la tienda para que me renovaran la tortura y pudiese seguir localizable cual preso guantanamero. Para que me diesen un aparato de esos que saben hacer de todo menos durar más de un año, pero decidí volver a arroparme y mantenerme ilocalizable unas horas más. P si lees ésto, para quedar esta noche volvamos a las tradicionales señales de humo, tam tam o silbo gomero, o llámame a casa para que pueda enredarme las manos en el cable del teléfono.

10 comentarios:

Scarlett dijo...

Pues a mi me encantan los móviles, no es que sea de esas que no saben salir de casa sin móvil, pero siempre viene bien cuando necesitas hablar con alguien urgentemente o para hacer una foto a la cosa más insólita del mundo

Nebulina dijo...

Yo casi no he visto la vida sin móviles...cuando era pequeña (unos 6 años) mi padre ya tenía el del coche (era una maleta la batería xD) porque lo necesitaba para el curro, eso sí, reconozco que a veces son un coñazo...

W. dijo...

El movil, ese aparato que hace que estes localizable siempre. Hemos perdido el encanto de la vida por el camino a algun lugar incierto.

(y lo digo yo que en breve tendré dos moviles: uno español y otro italiano...que triste suena, verdad?)

Aradiah dijo...

antes era de las que odiaba ir con el móvil por ahí... aun tarde unos años en hacerme con uno de esos! y todavía hoy sigo llevándolo en silencio porque no me gusta que suene en medio de la calle... estoy fatal de lo mio!

Alv dijo...

y lo felices q éramos antes sin móvil? cuando el primer año de mi carrera hablaba con mis padres 3 veces en semana (no 2 veces al día como ahora), quedaba con la gente desde por la mñn sin posibilidad de variar, averiguar el teléfono de una chica era una odisea... ahora cualquiera está un par de horas incomunicado sin q empiecen a desesperarse...
Pero bueno, ya q hay q tenerlos, búscatelo de los q duren, la mayoría no llegan al año...

Ta otra!

Alize dijo...

Yo no uso casi nada el móvil, y los 10 euros de saldo duran, y duran, y duran... Vamos, que en ves de saldo son dos pilas Duracell.
Besicos de limón

Sofi dijo...

Yo la verdad es que era antimóvil... pero caí. De todos modos... soy poco de hablar por teléfono, así que vivo a base de SMS... soy poco friki con esto de los móviles... no tengo politonos y descubrí la semana pasada qué era eso del bluetooth... pero reconozco que la cámara del móvil me ha ayudado alguna vez, sobre todo en algunos momentos en que necesitas hacer una foto y no hay cámara por ningún sitio... y no hay tiempo de ir a buscarla...
En fin... se me está yendo la perola...

CIAO

Mj dijo...

Pues yo con móvil y todo sigo estando ilocalizable. Puede estar abandonado en cualquier rincón de la casa que no me acordaré hasta que no sepa qué hora es( porque es lo único parecido a un reloj que tengo).
Eso sí, reconozco que lo que más aprecio de mi móvil son las fotos guardadas y la posibilidad de compartirlas al instante( bueno, eso, y su capacidad de aguante, impresionante, donaré su cuerpo a la ciencia si es que alguna vez consigo acabar con él...)

.:Su:. dijo...

Jajajaj eso decíamos todos al principio, hasta que fuimos a una tienda y adquirimos uno, después de eso ya nadie es capaz de vivir sin él. Yo suelo dejarlo en la habita cuando estoy en casa, así que soy más difícil de localizar estando en casa, que por ahí, jajaja.
Un saludo

Fuenlabrada dijo...

jajajajajja vaya telaaa