lunes, 17 de septiembre de 2007

MI PELOTA NARANJA

Ayer por la tarde, una de esas tardes en las que el mundo se derrumba sobre tí poco a poco, para que te des cuenta, me hallaba yo en mi habitación. Decidía si ahorcar a Javier Aguirre o a Reyes, decisiones complicadas, escuchando algo de música para calmar a las bestias. Últimamente tengo demasiado tiempo y todo se va por el pozo de la miseria, he perdido mi sentido del humor casi del todo, y no me apetece salir de mi madriguera("la ura" como dice mi madre). De repente algo empezó a golpear mi ventana, dudaba que fuesen unos gamberros tirando piedras porque vivo en un tercero, pero nunca subestimes a la "generación Pokemon". Parecía una batukada en mi persiana, pero con un ritmo penoso, más bien la batukada de Luixi Toledo. Me fuí al balcón y el ruido era mayor, como las piedras que tirába a las ventanas de las chicas cuando tenía edad de ello, y lo que se veía era más o menos ésto:
video

Mi padre, mi madre y yo consternados y acojonados por mi pobre ForFi( ya bautizado como Rogelio o Roger cuando se hace el interesante), el pobre entre el parachoques trasero y esta lluvia de alubias como monedas de 1€, temía por su parabrisas y por su pintura azul. Mi madre temía una de esas riadas que salen por la tele, mi padre y yo teorizábamos sobre cuales serían las calles más peligrosas si la ciudad se inundase y explicaba que por eso le gustaba a él aparcar en la calle que estaba, mi teoría es que porque no había sitio en otra calle. Pero Rogelio es un crack, es un valiente que no siente dolor, con su casette de cuatro teclas extraíbles y sus llantas de "alineación"(dedicado a Mg), resistía las pedradas sobre su lomo. Unos minutejos después era como si el camión de los congelados hubiese volcado.
video

Lo que faltaba, no iba ni a poder salir un ratino a quitarme el Atleti de la cabeza antes de la finalísima. La finalísima, desde que era un mico soñaba con ser jugador de baloncesto, quería ser como Magic(hay teorías de la conspiración que apuntan al agente de Air Jordan como responsable de la trampa), nadie quería jugar al basket nunca, porque el fútbol es demasiado importante para socializarse a los 9 años como para no jugar. Pero conocí a mi compadre A y a mi compadre R, el uno por altura y el otro por habilidad compartían mi visión del mundo como un gran balón Spalding. La afición de los tres era imparable, R por desgracia nos abandonó, ahora seguro que enseña a tirar de 3 a Fernando Martín en el cielo. Siempre quisimos llegar a jugar en la selección, esa que con Herreros, De Miguel, Alfonso Reyes y Lolo Sainz en el banquillo, nos llevaba en volandas en el Europeo 99, hasta la final. El año pasado, cuando ganamos a Grecia y la medalla se colgaba del cuello de los Calderón, Gasol y compañía, mi primer pensamiento fué para R, cómo él habría llorado y nos habría llamado por teléfono y se habría tirado a las calles de su Donosti querida a bañarse en todas las fuentes y en La Concha y... Anteayer sé que R estaba en el campo, por la garra del equipo, él les soplaba en el cogote para que ganasen, lo sé. Pero ayer no hubo suerte, porque eso es lo único que no hubo, suerte, todos jugaron bien, con menos ideas de lo habitual, pero bien en general. Aún así, son los mejores, porque cumplen los sueños de los demás jugando como amigos, como lo éramos A, R y yo tantas y tantas tardes de verano con una pelota naranja en las manos. Gracias por hacernos volar alto.No olvidaremos...

4 comentarios:

Aradiah dijo...

Si es que hay que tener a mano siempre el flotador por si la lluvia se desborda...! Y lo de España una pena..pero nos hicieron pasar un buen rato verdad? te dejo jugando cn el balón naranja...y no olvides los manguitos y el casco antes de salir a la calle!!

W. dijo...

Que curioso las cosas que caen del cielo a veces... Cuando pasan estas cosas me quedo embobao mirando por la ventana. De todas formas molan mas las tormentas electricas y el posterior diluvio.

Y lo del baloncesto una pena. Yo me subi a mi cuarto cabreado con el mundo. Nunca nos favorece el azar cuando hace falta pero vamos que el subcampeonato no es moco de pavo. Son muy grandes y van a caer más triunfos.

Un abrazo

Putas y princesas dijo...

vaya percal!!!

.:Su:. dijo...

Y dices que has perdido tu sentido del humor? = "dudaba que fuesen unos gamberros tirando piedras porque vivo en un tercero, pero nunca subestimes a la "generación Pokemon". Parecía una batukada en mi persiana, pero con un ritmo penoso".. jajajja lo que me he reído con esta frase :)

Por cierto, la que cayó ahí!, aquí seguimos con tiempo veraniego, pero también es verdad que tardó muchísimo en llegar. Creo que nos pasa a todos, quedarnos mirando por el cristal cuando hay temporal

Un saludo