martes, 25 de septiembre de 2007

MI TUTOR

DrV"Le vamos a hacer la prueba esa de soplar"
Paciente"¿La van a hacer con Ribera del Duero?"
DrV"No, aquí con Rioja, somos del Norte"

Creo que tengo la responsabilidad de presentaros a mi tutor, todo un personaje, se rumorea que la mayoría del hospital le odia, que es un brasas y un superestricto, un sarcástico, un obseso de la limpieza y de las cosas bien hechas...Es un crack, en serio, es de los pocos que se acercan a los estudiantes como profesores o maestros(jedi), con esa cercanía coleguesca que te da la comodidad necesaria, pero manteniendo las distancias. Nos da "responsabilidades", puesto que no se puede hablar de responsabilidad a estos niveles. Nos empuja a implicarnos y nos trata como lo que somos, como futuros médicos y no como unos lelos que están aquí para demostrarme lo estúpidos que son e hinchar mi ego.

A mí me cambió la vida, en serio, parece algo metafísico, como el plexo solar para Mc( "algún día todos encontraremos nuestro plexo solar"Mc), o que algunos achaquen a mi predilección por las suturas y los bisturíes, pero es algo palpable, como una hepatomegalia. Antes de hacer prácticas en cirugía torácica el año pasado, después de haber rotado por varios sitios, creía que las prácticas no tenían un sentido real, que sus objetivos de suavizar el choque con la vida real de un médico y enseñarnos esas habilidades básicas para no ser como un pulpo en una cacharrería, más bien como un un mandril(que por lo menos sabe agarrar cosas);eran una dulce utopía de plan europeo. Sólo paseábamos detrás de un médico que no siempre nos explicaba cosas y que rara vez te dejaba solo con un paciente o te enseñaba a explorarle. El DrV nos dió la oportunidad a Pt y a mí de una terapia de choque con los pacientes y...con el quirófano donde el simple hecho de lavarte para sujetar dos hilos ya era mucho más que lo que hacía el resto de compañeros en otros servicios. Ese trato hacía que salieses como colocado del hospital y a las dos o las tres del mediodía, pirándote clases para aprender sobre el terreno.

Empecé a ver a los pacientes de otra manera, como personas que necesitan una atención y un trato como tales, no como un caso en un folio de un cuaderno burocrático ideado por algún heredero del marqués de Sade; a conversar con ellos y sobretodo a transmitir confianza, o al menos intentarlo. Tiene razón el DrV "¿a que ahora te sientes más médico?¿a que estudias de otra manera?", la respuesta es sí, ya no estudio para aprobar algo etéreo sino para aprender algo palpable, y me jode sacar un 5 porque quiere decir que no he sido lo suficientemente bueno, que no he aprendido todo lo que tenía que aprender, que he perdido esa oportunidad de oro.

Creo que seamos lo que seamos, nos dediquemos a lo que nos dediquemos, todos deberíamos tener a alguien así, que te revolucione la mente y te coloque en el camino correcto. Ese que ni siquiera veías cuando eras un muchacho de tercero perdido entre tanto bloque de apuntes. "A ver si cambian la ley y ponen 10 años de cárcel a los que dictan apuntes en clase";"Cuando era estudiante, los apuntes no me dejaban ver el sol";"¿Por qué la gente no estudia con libros?¿tan difícil es bajarlos de las estanterías?"DrV. Sin duda alguna su visión de la medicina es diferente al resto de la Universidad y de la mayoría del hospital, y espero seguir siendo un gran beneficiado de ello.

6 comentarios:

Nebulina dijo...

Me gusta tu tutor. Si señor^^
(No te puedes imaginar la envidia que me dan las prácticas...)
Un besazo!

Aradiah dijo...

uuuf! pues aprovecha como tú dices porque como esos tutores hay pocos... la mayoría ven alumnos y huyen como si fuesen cucarachas....
Y además tiene sentío' del humor jeje!
ya nos iras contando todas las anecdotillas :)

.:Su:. dijo...

Y pese a todo lo que nos cuentas: "se rumorea que la mayoría del hospital le odia, que es un brasas y un superestricto, un sarcástico, un obseso de la limpieza y de las cosas bien hechas..." qué mundo éste, verdad?

Dile de nuestra parte que aquí tiene su club de fans ;)

A mí también me gustaría tu tutor :)

Y como dice Aradiah, aprovecha que hay pocos.. deberían ser todos así

Sofi dijo...

Aprovéchalo... MAESTROS como ése hay pocos (yo tuve la inmensa suerte de dar con uno de ellos, por eso lo digo).

BESOTES

Mj dijo...

A mí también me pasó. Y sé que la pasión por la cirugía no sería tal de no haber sido por el Doctor Z, también masacrado por las habladurías, envidias y etcéteras de esos tan odiosos de nuestro mundo...ya nos tocará a nosotros...

Alize dijo...

Me alegro de que tengas un buen tutor...
Yo... aún no conozco al mío...
Ayer me puse a mirar a la gente del campus Miguel de Unamuno que salía de Medicina, a ver si te veía... No sé cómo eres, pero lo hice por si acaso.
Besicos de limón