domingo, 30 de septiembre de 2007

MI MOVIOLA

Análisis y reanálisis, mis cábalas y las de otro, doble pivote, Maniche es un borracho, la semana que viene el Barça...esas cosas que se hacen los domingos. Yo he pasado el fin de semana mirando por la ventana viendo llover, practicando nudos a una mano y a dos y haciendo cábalas. Lo mío no va por el doble pivote, ni por decidir Simao o Luis García, lo mío va por pasar del alzacanijos a lavarme las manos en quirófano, por deshacerme del alumno interno que hace de tapón entre yo y la primera línea. Pasan por saber si el sábado que viene seré titular o volveré al banquillo, a ver a alguien no mejor que yo en mi puesto. Por analizar mi situación parejil, psicoanalizarme y verme dentro de quince años viviendo solo con un perro. Pasan por saber cuando voy a tener los exámenes redesplazados para saber cuando vamos a ir a ver a J. Pero todo eso aún no ha ocurrido. Prefiero repasar los fueras de juego, las faltas y los goles de la semana pasada porque sinceramente, a mí el futuro a día de hoy me da vértigo, porque lleva mucho tiempo defraudándome Casandra con sus predicciones incumplidas.

El alumno interno, esa imagen que me persigue todos los años en algún momento en prácticas. Aparece una semana y tapona el progreso de los no internos, y me recuerda lo idiota que fuí el año pasado cuando perdí el plazo para apuntarme. Y me recuerda que hay gente que aunque tenga las mismas habilidades que un perezoso, con la bata y con un poquito de responsabilidad, se convierten en puro ego en bote. Bote que se llena a cada paso, que no merma ante los errores y que engorda en los aciertos. Soy de esa gente que prejuzga a la gente y suele acertar, cuando se equivoca la sorpresa suele ser muy desagradable o demasiado agradable, es mi gran defecto. Además este año no está J(d´étudiant) para frenar mi bocaza cuando se pone a largar. Odio los extremos. Espero haberme equivocado en este caso porque susodicho antes no me caía mal. Quizás sea estúpida envidia malsana por robarme mi posición u odio por sus comentarios pomposos y su relativa incapacidad para comunicarse con los pacientes, el tiempo nos pondrá en nuestro sitio. Por eso la semana pasada traté de borrar ese rechazo y ese defecto mío de prejuzgar a la gente, sólo lo conseguí focalizándolo hacia idiotas confirmados, de tal forma que "idiota" fué la palabra del final de la semana. No voy a seguir escribiendo estoy algo enfadado con el mundo y no he empezado a hablar de Birmania. Este lugar no es para este tipo de desahogos, así que voy a ver si el sueño me resetea para la siguiente semana, cuidense todos. Os dejo a Rafa Pons, que él entiende qué coño me pasa:



NOTA RUGBERA: Salamanca Rugby ha palmado contra los de Ourense y no ascienden a Nacional, vuelve a haber derby esta temporada...

3 comentarios:

Hard Candy (Alizia) dijo...

Eeeee! vaya par de idos del coco... pero lo tuyo me preocupa más porque tienes que ayudar a gente... Suspendí el carné asique me quedo una semanita más en ponfe (aunque las clases ya hayan empezado) pero en cuanto llegue te aviso.

W. dijo...

Pues en esos dias en que el mundo te da la espalda debe ud darle la espalda al mundo. Nadie deberia arruinar unas practicas y mucho menos si son de quirofano. pegale una colleja al alumno interno ese de mi parte.
Saludos desde Firenze

Mariano dijo...

Todos prejuzgamos, el que lo niegue es que no es humano. El acierto supongo que depende del ojo clínico y de la cantidad de datos que nos haya dado tiempo a recopilar...
En todo caso, espero que puedas correr la banda, hacer un buen centro desde el córner y rematarlo tu mismo. ¿Imposible? Simplemente difícil.
Muchos ánimos.