domingo, 7 de octubre de 2007

MI VUELO SIN MOTOR


A el novato: "Me tienen que coser la oreja"

Vitote:"Si quieres te la puedo coser yo"


A el novato: "¿Que eres veterinario?"


Vitote: "No, quinto de medicina"

A el novato: "Me fiaría más de un veterinario"


Vitote: "Cada uno tiene que visitar a quien le corresponda"


Antes de nada quiero darle la enhorabuena a Francia por ganar haciendole trampas a los All Blacks, ese clarísimo avant en el pase que recibe Michalak para hacer los 20 metros más emocionantes de todo el mundial les dió la victoria. Nueva Zelanda sufre el denominado "Síndrome de España", ese de jugar mejor que nadie y perder en cuartos.

Ayer fue día de partido. Esa sensación de levantarse por la mañana pronto para comer a las doce y así no echar la papilla en el campo. Colocar todas las protecciones en la bolsa. Hacerme el bocata y meter una pieza de fruta. El autobús con todo el equipo revolucionado, repasando anécdotas y creando otras nuevas. Los últimos kilómetros cuando alguien dice "Ahora serios y a pensar en el partido que esto es rugby señores". El entrenador que se acerca y te dice "vas de primeras, confío en vos". El vestuario como una tumba con las camisetas colocadas por número en orden. Colocarme el "2" en la espalda. Olor a esparadrapo, thrombocid y vicks vaporhub. Calentar con placajes, tuches y moles en la mente. Borrar el miedo "puedo hacerlo, ellos también son humanos, también les duele". Y todo eso que te separa del momento, de la patada, el primer balón al aire y...ahí está, mi primer placaje fallado del año. Que conste que no acabó en ensayo, fué uno de esos que me gusta llamar "vuelos sin motor", es cuando saltas a placar al rival pero éste quiebra mientras tú estás en el aire y te descubres pastando en el suelo. Después rucks en los que recuperábamos el balón, tuches sin mis clásicos parciales, melés bien talonadas y un equipo ordenado y con ganas. Dada la magnitud de nuestro rival, muy por encima de nuestro nivel, tenía mucho mérito que en el minuto 20 sólo nos llevasen un ensayo de ventaja 10-5, fuera de casa contra "El Salvador B", era un gran resultado. Pero ficticio, se notaba que ellos no forzaban la máquina, y cuando lo hacían se notaba un montón la diferencia. Cuando me cambió el míster salí con la sensación de un trabajo bien hecho, con todos esos tópicos de los deportistas de "paso a paso", "hay que seguir entrenando" etc.

En el segundo partido contra "Oviedo", equipo de división nacional 1( algo así como segunda división en fútbol, recuerdo que nosotros jugamos en regional A), llegó el cansancio y con el cansancio el desorden defensivo. Pero no nos disgustó perder 40-0, porque a pesar del desorden, que es algo que se puede arreglar entrenando, había ganas, lucha e ilusión, cosas que difícilmente pueden aparecer entrenando( más bien disminuir).

En resumidas cuentas, el año rugbístico se presenta interensante.

4 comentarios:

Scarlett dijo...

Jode con el novato, yo no le diría nada parecido a un 5º de medicina

Nebulina dijo...

Jo...al leerte me he acordado de mis tiempos de competiciones..la verdad es que los echo de menos (estoy pensando en apuntarme a algún deporte en la facultad pero reconozco que la vagueza me puede xD)
Un besaoz"

Mariano dijo...

A mí también me ha recordado a mis competiciones (taekwondo).
Lo del novato es de traca, se merecía un remiendo de los de cicatriz para nueve generaciones el angelito, jajajaja

Mj dijo...

Lleva siempre grapadora en mano para esas situaciones, hombrepordios.

¿Y Reflex?¿No usáis Reflex?