jueves, 30 de octubre de 2008

MI NUEVO OBJETIVO

Preguntador:"Señor Massagué, he leído acerca de las propiedades anticancerígenas de la uva roja. Yo no bebo nunca alcohol, pero me lo estoy replanteando"( risas generales)


Vociferante de filas de atrás:"¡Por qué no comes sólo la uva so memo!"



No, yo no era el vociferante de la fila de atrás, yo hacía mis propios chistecitos y me reía de las caras que ponía Pt con el figura que tenía al lado que no paraba de poner caras y hacer ruiditos. Ayer por la tarde fuí a una de esas charlas que organiza Caja Duero, con uno de los grandes investigadores de nuestros días, el bioquímico Joan Massagué. Una mente preclara, con una gran capacidad divulgadora. La pena es que tenga que estar investigando en el Sloane-Kettering y no en la UB, la USAL o la Complutense. Este país es una mina de genios, pero quizás debido a que llevamos desde que la inquisición se llevó por delante a Servet, no sabemos apreciarlo, y sigue siendo más aplaudido Nadal en el príncipe de Asturias que Santos y Barbacid o Massagué. No quiero restarle mérito a Rafa, pero a cada uno se le debería de dar la magnitud que merece. Volviendo a la conferencia, Massagué, con su particular acento, creo que consiguió sin fuegos de artificio, explicar el cáncer y la metástasis de tal forma que fuese comprensible y claro. Más tarde pasó a hablar de lo que realmente se trataba la charla, que eran los avances contra el cáncer. Ahí la cosa se tecnificó un poco, hasta nivel de segundo de bachillerato/1º de carrera de ciencias de la salud. Me encantan los diseños de los experimentos, la punta de lanza del ingenio humano, y el del DrMassagué me hizo esbozar una sonrisa por lo simple y eficaz del mismo. Inyectaban líquido pleural de pacientes con metástasis pulmonares de cáncer de mama, y después buscaban esas células malignas en el ratón, confirmando el tropismo de éstas por el pulmón. Ello ha sido repetido en otras metástasis con similares resultados. Posteriormente han analizado toda la cantidad de "armas" de las que dispone la célula metastásica para su terrible y destructor viaje, ahora lo que se necesitan son los escudos que protejan de esas "armas" para prevenir el verdadero problema del cáncer, las metástasis. Después ronda de preguntas y una vez fuera, nos juntamos con los residentes de oncología para comentar la charla y bromear un rato. Aprendí y me divertí, cuando el docente es grande, la clase se hace corta. Próxima oportunidad, Arsuaga, el viaje de la especie humana es un tema que siempre me ha apasionado, además "¿Quién no ha querido ser arqueólogo viendo Indiana Jones?"( Tote King).

Mi humor va mejorando día a día. Día a día me siento menos estúpido y más fuerte. Quizás sea el catarro que me he cogido que me ha traído la razón, o que huyo de la gente que absorbe energía como de una jauría de dobermans sin desayunar. También influye un poco un nuevo objetivo en mi vida, volver a los escenarios. Ya, ya lo sé, soy muy malo, pero no soy peor que cualquier otro, y sería en beneficio del viaje de fin de curso, aunque algunos no se merecen que ni siquiera un mísero rasgueo penetre por sus pabellones auriculares. La fecha es desconocida, si tendré compañero, tampoco se sabe. Hay varios candidatos, entre ellos una promesa, un crack de la eléctrica y una dulce voz femenina. La idea me ha puesto en marcha, me ha cargado las pilas y la glándula de la ilusión( esa que no explican en neuroanatomía). Llevo varias tardes eligiendo canciones, viejas y nuevas, levantando ampollas y sanando heridas. Riéndome de mí mismo por haber escrito aquello, y topándome con montañas de canciones sin terminar. Necesitaba recuperar la ilusión por algo. Llevo cinco años sin subirme a un escenario, y aún entonces tocaba penosamente el bajo y cantaba canciones punk y rockeras. Hoy en día me he reblandecido, le echo la culpa a Candela, pero también al tiempo y los años que me han bajado el puño izquierdo, y me han demostrado que la receta para cambiar el mundo es otra, que las revoluciones las tenemos que hacer a diario, con la gente que hay a nuestro alrededor. Ayer por la noche recuperé una canción que me encanta, que me recuerda en parte a "Alta Fidelidad" porque también repasa mis fracasos al igual que hace el excéntrico vendedor de discos, pero en mi caso, como dice la canción "aprendí a recuperarme...". Porque ningún tropezón es definitivo. Os la dejo aquí( la grabación es bastante baja porque mi micro es una ful y mis vecinos un coñazo, aconsejo cascos), espero que no me odieis por ello...

6 comentarios:

Nebulina dijo...

Me da envidia la charla..mucha.
Cuando sepas la fecha..podías avisar y tal..no por nada ::) :P
Respecto a lo de ser invisible..yo lo llamo "efecto muerto del sexto sentido", hasta tengo cara de "muerta del sexto sentido" para las fotos xD
Un besazo!

carmncitta dijo...

Eso eso, hay que alejarse de los 'chupopteros de energía'.

Interesante charla, anda que el comentario del alcohol y el de la uva...jaja. No están las cosas como pa' recomendar a la gente que beba, con la excusa de que la uva e sbuena ¬¬

Alize dijo...

Yo también fui a la charla con los amigos de la residencia, pero como se llenó el salón principal nos metieron en una pequeñilla llena de pantallas de tv, en la que el cámara nos castigó no enfocando casi nunca al power point que el ilustre Massagué utilizó.
La verdad es que me gustó mucho y, como tú, también estuve comentando casi todo... Y qué decir del figura de las uvas... Un genio.
Besicos de limón
P.D.: Ya puedes ir avisando cuando mencionado acontecimiento musical suceda...

Wednesday dijo...

Te empiezas a parecer al abuelo cebolleta... que sólo tienes casi 23 hombre!!! jaja (es broma)

Tu recuperas tu humor y mi felicidad de la semana pasada se ha torcido... que cosas! un beso

JON OSTERMAN dijo...

Viendo las estadisticas de mi blog, he visto que me has visitado, y he comprabado con alegría que me tienes enlazado.
Gracias.

hamlet dijo...

La canción es buena. No lo dejes, y mucha suerte. Un saludo.