viernes, 25 de enero de 2008

MI CONSPIRANOIQUITIS

Tertuliana Trajeada:"La sanidad es un negocio, y como tal, no se puede sostener siendo pública, antes o después habrá que privatizarla y será un gran acierto del gobierno que se atreva"

Tertuliano Greñicanoso:"Usted quiere que los pobres se mueran, claro, como usted tiene sus hospitales privados no quiere pagar impuestos para que un pobretón pueda operarse"

Tertuliana Trajeada:"No seas demagogo, yo no quería decir eso, yo creo que un sistema de salud como el americano sería lo mejor para tapar el agujero"

Tertuliano Greñicanoso: "Sí, la verdad es que se taparían muchos agujeros, sobretodo con ataúdes dentro"


Creo que con poco que os hayáis paseado por aquí sabéis mi opinión al respecto de este fragmento de debate político de mediodía televisiva. Pero hoy no es furia sino miedo. Me da miedo pensar que a algún politicastro se le pase por la cabeza la idea de cargarse el sistema. Vale que es un sistema muy caro y difícil de sostener, pero para eso están los impuestos. Me gusta pagar impuestos, y no me matéis todavía, dejad que me explique. Los impuestos me gustan porque nos permiten tener salud pública y educación pública, lo que para mí es fundamental que no esté hipotecado. De estas dos cositas tan nimias depende el presente y el futuro de muchas personas que sin ellas, no tendrían futuro.

Me gusta la sanidad pública, porque permite a los pacientes una asistencia que no todos se podrían permitir si tuviesen que pagarla a tocateja. Me gusta la sanidad pública porque permite a los médicos olvidarse de si pueden tratar o no a sus pacientes, o cual es el fármaco más barato en lugar de cual es el más eficaz. Me gusta la sanidad pública porque la salud es un derecho fundamental que no debería de ser controlado por una entidad con muchísimo ánimo de lucro como una aseguradora, que si racanea con un rozón en un coche ¿va a pagar una lobectomía a un fumador?. No lo creo. Pero cuando oyes a los tertulianos cada vez que se saturan las urgencias hablar de un sistema privado, o de lo bueno que es tal o cual tratamiento que da un hospital privado siento miedo. La sanidad pública para mí es como el "Equipo A", no te cobra más que la manutención( y se hace entre todos), y hace todo lo que tiene en sus manos para arreglar tus problemas. ¿Cual es su mayor diferencia?, que al contrario que al "Equipo A", a la sanidad pública no la encierran siempre en un taller con un montón de herramientas para fabricar las soluciones. Sólo tiene un clip y un chicle, por eso cuando le pides demasiado, no responde...no es McGyver. Si nos quitasen al "Equipo A", la mayoría no podría contratar mercenarios, porque su tarifa es más cara que la de los soldados de fortuna, y nuestros problemas crecerían. Si no me creeis, ved "Sicko" de Michael Moore, lo sé, lo sé, es un exagerado, pero la cosa es tan grave que me cuesta verla con otra perspectiva. Tengo miedo de que por cuadrar presupuestos y bajar los impuestos a los votantes, a alguien se le pase por la cabeza cargarse el sistema. Un puñado de votos no valen más que un puñado de vidas, nunca jamás. Así que no suelo fiarme de quien promete bajar los impuestos, porque de algún sitio recortará y creo que ya no hay muchas empresas estatales que vender... o regalar.

Siento el pequeño mitin...sólo quiero saber si sentís el mismo miedo cuando se trata de vender aquello por lo que nuestros padres lucharon.

8 comentarios:

Lucano dijo...

Amén.

Aradiah dijo...

yo estoy de acuerdo en es de pagar impuestos para tener una sanidad publica y una educacion publica, me parecen fundamentales.
pero no quiero tirar el dinero. me refiero: que no todas las gilipolleces que llegan al hospital debian de hacernos perder el tiempo y el dinero y quizas si se les cobrase aunque solo fuese 1€ muchas tonterias no se atenderían, estoy en contra de dejar auan mujer ingresada en navidades porq la pobre sino lo celebra sola, o prolongar un alta por no discutir con el paciente...
ahora ya podeis apalearme jejeje

W. dijo...

Este sistema, como cualquier otro que se propusiese, tiene sus defectos, porque ninguno es o será perfecto y seguro que tiene sus limitaciones y mal uso...es lo que conlleva ser persona.

La Sanidad Publica funciona, pese a necesitar mejoras. Que no es justo todo lo que llega a urgencias como dice Aradiah ni las colas. Pero si miramos a nuestros amigos europeos o americanos, nuestro sistema sanitario es de lo mejorcito.

Bendita obsesion con privatizar, por dios. Como se nota que al que haya dicho eso le sobra el dinero...

A cuidarse
(por cierto, mola vivir en un país sin presidente del Gobierno...)

Nebulina dijo...

El sistema de salud público es necesario..no hay más discusión.
He estado buscando una dirección de correo por ahí y no encuentro...necesito pedirte un favor.
Un beso!

Alasse dijo...

Qué obvio parece todo eso, y qué pena me da que haya que defenderlo. Es más, cualquiera que se moleste en enterarse un poco de lo que habla sabe que el sistema americano no funciona. No sólo supone un montón de problemas éticos, sino que realmente no funciona desde el punto de vista económico. Entre los problemas del Medicaid, la falta de médicos, el cierre de cada vez más urgencias por la falta de recursos y el colapso progresivo de las que van quedando...
Y aún no he visto Sicko, pero Michael Moore, con todo lo que le gusta el espectáculo, suele tener más razón que un santo.

Alize dijo...

Tienes toda la razón
Si alguno supiera lo que sería no tener seguridad social, otro gallo nos cantaría.
Claro que necesita mejoras, pero de ahí a querer privatizar...
¡Por la sanidad pública!
Besicos de limón

Anónimo dijo...

...gracias por existir hermanos...

Mariano Zurdo dijo...

Firmo cada una de tus palabras.
Sanidad pública y educación pública deberían de ser dos intocables amparados y avalados por la constitución.
No es un negocio, es una inversión de estado.
Sólo espero que la gente sepa que si vota una opción será un negocio nada más.
Besitos/azos.